Skip to main content

PANÓPTICO

El panóptico
Panóptico 45 Somos previsibles

Una de las características de la inteligencia humana es su capacidad de anticipar el futuro. Tomamos decisiones pensando en el porvenir, a sabiendas de que no lo conocemos. Creemos que un comportamiento responsable es aquel que prevé las consecuencias, aunque frecuentemente los efectos de nuestros actos no corresponden a nuestras expectativas.

Conscientes de la cantidad de factores que influyen en cualquier situación, nos esforzamos por hacer el futuro predecible de muchas maneras. La promesa, el juramento, el pacto son modos tradicionales de hacerlo.  También las normas morales transmitidas por la educación intentan hacer previsible el comportamiento. ¡Eso no se hace! es una consigna moral universal. Todos esperamos que los demás se comporten “normalmente”, es decir, dentro de las normas. Las leyes son otro modo de ponernos a salvo de la arbitrariedad de los otros. El caos siempre ha aterrorizado a los humanos.

El gigantesco crecimiento de la “industria de la persuasión”, de la “economía libidinal” o de la “economía de la atención”, son mecanismos para influir en las decisiones.

El poder -a cualquier nivel, político, religioso, económico, comercial- intenta controlar el comportamiento de los sometidos, uniformándolo. Lo hace utilizando sus herramientas: la fuerza, los premios, los castigos, el cambio de creencias y el cambio de sentimientos. El gigantesco crecimiento de la “industria de la persuasión”, de la “economía libidinal” o de la “economía de la atención”, son mecanismos para influir en las decisiones.

Nuestro interés por el futuro no es teórico, sino práctico. Necesitamos tener una imagen suya, lo más clara posible, para tomar decisiones. No olvidemos que la función de nuestra inteligencia no es conocer, sino dirigir nuestro comportamiento. Por eso, los gobiernos, que tienen que tomar muchas decisiones, suelen tener grupos de estudio sobre el porvenir, las foresight unit. En España se creó en enero de 2020 la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia, con un objetivo plausible. En su presentación se decía: