Skip to main content

Ya he hablado en este diario de la venganza. Es un deseo universal, que me brinda la ocasión de mostrar como las grandes pasiones dirigen las acciones humanas, los movimientos sociales, y acaban sedimentándose en las instituciones. Me interesa especialmente porque nos permite asistir a una transición de fase en la historia:  el paso del mundo impulsivo al mundo de las normas morales. Creo que es la clave de nuestra evolución, pero tengo que demostrarlo.

Frans de Waal, -empe√Īado en mostrar que en nuestros antepasados animales existen ya esbozos de nuestro comportamiento-, incluye la venganza dentro del paquete emocional que hemos heredado de los primates. Trivers ya observ√≥ que rechazaban a los que hac√≠a trampas, aplicando lo que llam√≥ ‚Äúagresi√≥n moralista‚ÄĚ. De Waal lo observ√≥ en chimpanc√©s. Deben de sentir algo parecido a la indignaci√≥n humana, que se define como la furia provocada por la injusticia.¬† La venganza es el env√©s de la reciprocidad. Actuar contra los aprovechados es un embri√≥n del sentido de la justicia y de la imparcialidad.¬† En Wild Justice,¬†Susan Jacoby se√Īala que la justicia humana se basa en la transformaci√≥n de un sentido primitivo de venganza. Cree que la complejidad de una cultura puede medirse por la distancia que existe entre un individuo ultrajado¬†y la administraci√≥n de su impulso para vengarse. Nuestro sistema garantista de administrar justicia puntuar√≠a muy alto. ‚ÄúLa lucha por contener la venganza -escribe. se ha llevado a cabo en el nivel m√°s elevado de la conciencia moral y c√≠vica obtenida en cada fase del¬†desarrollo de la civilizaci√≥n. El car√°cter consciente del esfuerzo es l√≥gico en vista de la persistente tensi√≥n entre la venganza descontrolada como fuerza destructiva¬†y la venganza controlada como un componente inevitable de la justicia‚ÄĚ (Jacoby, S. Wild Justice. The evaluation of revenge, 1983, p. 3).

Barrunto¬†que el tema de la venganza puede aportarme claves para redactar el √≠ndice, por lo que voy a dedicarle¬†un ‚Äúensayo‚ÄĚ.

√önete Un comentario

  • Javier dice:

    Buenas noches, entiendo que cuando se dice la distancia se alude a la relación más bien entre el individuo víctima de la injusticia o ultraje y la reacción más o menos civilizada, echando mano de las herramientas democráticas y no de la violencia. Totalmente de acuerdo, en el sistema hay que luchar legítimamente dentro del marco legal establecido y eso es lo que denota la inteligencia a la vez del ser humano.

Deja tu comentario