La Conspiración de las Lectoras

Imprimir
La Conspiración de las Lectoras
  • Autores José Antonio Marina y Mª Teresa Rodríguez de Castro
  • Editorial y ciudad Anagrama, Barcelona
  • Fecha de publicación 2009
  • Páginas 280
  • ISBN 978-84-339-0792-9

José Antonio Marina, fundador de la agencia de detectives Mermelada & White, presenta el caso del Lyceum Club Femenino, un caso que le sugirió Carmen Martín Gaite una tarde que conversaban en su jardín. Se trata de un grupo de mujeres que, en palabras de una de ellas, María Teresa León, conspiraba para “adelantar el reloj de España”. Las socias del Lyceum se reunían en Madrid en la Casa de las Siete Chimeneas, en la calle Infantas, entre 1926 y 1936. El club, creado siguiendo la inspiración de otros similares que existían en Europa, buscaba desarrollar todo tipo de iniciativas para defender los intereses de las mujeres, fomentar el espíritu colectivo, organizar obras sociales, celebrar sesiones, conferencias, cursillos, concursos, exposiciones, y fiestas públicas y privadas. Narrado a modo de historia detectivesca, los autores nos presentan a un grupo de mujeres de diferente religión y distinta ideología que deciden aparcar sus diferencias unidas por el afán de mejorar la situación social y jurídica de las mujeres.

Se estudia el caso del Lyceum Club Femenino como un ejemplo de la inteligencia social que tanto interesa a José Antonio Marina, y que analiza en libros como Las culturas fracasadas o Los sueños de la razón. La inteligencia aislada no basta para acceder al campo de los valores comunitarios, es decir, para crear formas de vida que se puedan compartir. La inteligencia social depende a su vez de dos factores: la calidad de las personas que intervienen y la calidad de las interacciones que se dan entre ellas. Descubrir los mecanismos de los fracasos de esta inteligencia y la manera de evitarlos resultaría la más urgente tarea del pensamiento político, filosófico y ético.

El reconocimiento de la igualdad jurídica, política, social y económica de la mujer ha sido una revolución cultural que se ha impuesto pacíficamente en España. Se inició con un gran retraso, experimentó un avance rápido-durante la República-, un retroceso-en la época franquista-, y un progreso al llegar la democracia. En el caso del Lyceum, se dio una rara conjunción de personalidades y de talentos que aceleran la historia: Victoria Kent, Clara Campoamor, María de Maeztu, María Lejárraga, Elena Fortún, Hildegart, Ernestina de Champourcin, Concha Méndez, Carmen Baroja … El movimiento social de la igualdad de la mujer, como todo movimiento social, requirió de una forma de organización que unificara energías dispersas, función que en su caso cumplieron muchas organizaciones de diferentes procedencias ideológicas. El caso del Lyceum Club es particularmente interesante, porque se trataba de un grupo de mujeres procedentes de ambientes ideológicos muy diversos, que se reúnen en un ambiente de concordia. Creen que la educación y la cultura pueden resolver los conflictos sociales.

© Todos los derechos reservados - Texto legal