Skip to main content

PAN√ďPTICO

El panóptico

Racionalidad. Qué es, por qué escasea y cómo promoverla

la racionalidad Steven Piker

Pinker es un prestigioso psic√≥logo cognitivo, que en sus √ļltimos libros se ha dedicado a la ‚Äúcr√≠tica cultural‚ÄĚ. En La tabla rasa.(Paid√≥s, 2003) analiza la negaci√≥n actual del concepto de naturaleza. En Los √°ngeles que llevamos dentro. El declive de la violencia y sus implicaciones¬†(Paid√≥s, 2007) defendi√≥ la existencia del progreso humano, y el declive de la violencia. ¬†En defensa de la Ilustraci√≥n: Por la raz√≥n, la ciencia, el humanismo y el progreso. Paid√≥s. (2019) se enfrent√≥ a una parte del pensamiento moderno que es anti-ilustrado.

En esta misma l√≠nea acaba de publicar Racionalidad. Considera que hay, incluso en medios acad√©micos, un rechazo de la Raz√≥n. ‚ÄĚ Movimientos acad√©micos de moda como el posmodernismo y la teor√≠a critica (que no hay que confundir con el pensamiento ritico) sostienen que la raz√≥n, la verdad y la objetividad son construcciones sociales que justifican el privilegio de los grupos dominantes‚ÄĚ (61). Los lectores de El Pan√≥ptico est√°n al tanto de estas corrientes, que son peligrosas porque la racionalidad es ‚Äúla mejor manera de decidir sobre lo que importa‚ÄĚ. ‚ÄúLa aplicaci√≥n consciente de la raz√≥n mejora realmente nuestras vidas y hace del mundo un lugar mejor‚ÄĚ.

Pinker estudia los errores más frecuentes cometidos en lógica formal, los razonamientos condicionales, las reglas de la inferencia

La raz√≥n humana es la capacidad de utilizar el conocimiento para alcanzar objetivos, sirvi√©ndose de un conjunto de herramientas que ampl√≠an las capacidades de la inteligencia: la l√≥gica formal, el c√°lculo de probabilidades, la estad√≠stica, el conocimiento de los sesgos emocionales, y el pensamiento cr√≠tico, cuya funci√≥n es desmontar falacias. ‚ÄúMuchas supersticiones se originan en la sobreinterpretaci√≥n de las coincidencias, en la incapacidad de calibrar las evidencias en funci√≥n de las probabilidades previas, en las generalizaciones excesivas a partir de las an√©cdotas y en el salto de la correlaci√≥n a la causalidad‚ÄĚ (335).

La racionalidad es un pasillo estrecho. Sufrimos muchas ilusiones cognitivas, Por ejemplo, juzgamos muy mal la probabilidad de que suceda algo. El premio Nobel Daniel Kahneman describi√≥ lo que denomina ‚Äúsesgo por disponibilidad‚ÄĚ. Aquellos datos que nos vienen con m√°s facilidad a la conciencia adquieren una enga√Īosa relevancia, Pinker estudia los errores m√°s frecuentes cometidos en l√≥gica formal, los razonamientos condicionales, las reglas de la inferencia. Especialmente brillante me ha parecido el que dedica al teorema de la probabilidad de Bayes. Menciona la obra de un autor que me interes√≥ hace tiempo Dan Sperber, quien sostiene que la evoluci√≥n no nos ha convertido en cient√≠ficos objetivos, sino en abogados defensores de nuestros intereses, y que eso ha facilitado los sesgos cognitivos, lo que denomina ‚Äúrazonamiento motivado‚ÄĚ, que es aquel que no aspira a conseguir la verdad, sino vencer en una disputa.

Pinker se dedica a luchar contra las falacias

Su preocupaci√≥n por la difusi√≥n de la irracionalidad le lleva a pensar tambi√©n en una ‚Äúinmunolog√≠a cognitiva‚ÄĚ, como la que he presentado en ese Pan√≥ptico. ‚ÄúSi pudi√©ramos a√Īadir algo al agua potable que volviera a todo el mundo m√°s abierto y reflexivo, se esfumar√≠a la irracionalidad, pero a falta de ello, consideremos un amplio repertorio de pol√≠ticas y normas que podr√≠an fortalecer los sistemas inmunes cognitivos en nosotros mismos y en nuestra cultura‚ÄĚ. Ser√≠a estupendo ver a los individuos ganar puntos por reconocer la incertidumbre en sus creencias, cuestionar los dogmas de su secta pol√≠tica y cambiar de parecer cuando cambian los hechos, en lugar de ser creyentes inquebrantables de los dogmas de su camarilla. Inversamente, podr√≠a perderlos al otorgar una importancia excesiva a las an√©cdotas, confundir la correlaci√≥n con la causalidad o cometer una falacia informal o apelar a argumentos de autoridad. Tambi√©n deber√≠a haber instituciones dedicadas a expandir el pensamiento cr√≠tico, y a actuar como filtro para proteger a la sociedad de las infopandemias. Los sistemas educativos, por supuesto, tendr√≠an una importancia esencial en esta tarea.

En este libro Pinker se dedica a luchar contra las falacias. Le interesa más eliminar los errores que estudiar cómo se puede alcanzar el conocimiento. Por eso, espero que completado por otro estudio dedicado a los métodos para conseguir, reconocer y justificar la verdad.

Deja tu comentario