Skip to main content

24.10.2022.- ¬ŅQu√© libros lee Putin?

Por 24 de octubre de 2022noviembre 3rd, 2022Diario de un investigador privado, Relevante

Siempre me ha interesado saber qu√© leen los pol√≠ticos. En muchos casos nada, salvo informes, res√ļmenes de prensa y redes sociales. En 2008, Timothy W. Ryback public√≥ Los libros del gran dictador: las lecturas que moldearon la vida y la ideolog√≠a de Adolf Hitler. Parte de la nutrida biblioteca de Hitler fue a parar a la Biblioteca del Congreso de los EEUU. Ryback analiz√≥ los t√≠tulos, los subrayados y las notas al margen, para intentar comprender mejor la mente de tan atroz lector. Ahora que todo el mundo est√° tan preocupado por Putin, he sentido curiosidad por conocer sus lecturas, sobre todo a partir de los libros que cita. Alguno de ellos me ha sorprendido. En una entrevista declar√≥ su admiraci√≥n por El principito de Saint-Exup√©ry, libro que hab√≠a aprendido de memoria. En su opini√≥n, el cuento ense√Īa ‚Äúque somos responsables de los que necesitan ayuda‚ÄĚ. En 2020, mientras discut√≠a sobre cuestiones medioambientales en el Club de Debates Vald√°i, Putin aconsej√≥ tomar el ejemplo de¬†El principito:

‚ÄúHay una regla firme. Lev√°ntate por la ma√Īana, l√°vate la cara, ponte en orden e inmediatamente ordena el planeta. <…> Es un trabajo muy aburrido, pero no es nada dif√≠cil‚ÄĚ, cit√≥ el presidente.

Hay una regla firme. Lev√°ntate por la ma√Īana, l√°vate la cara, ponte en orden e inmediatamente ordena el planeta. <...> Es un trabajo muy aburrido, pero no es nada dif√≠cil

Citó el presidente

Una de las referencias constantes de Putin es Ivan Ilyin (1883-1954), un contrarrevolucionario admirador de Mussolini y defensor del ‚Äúnacionalismo imperial ruso‚ÄĚ. (Russkiy Mir). (Anton Barbashin and Hannah Thoburn, ¬ęPutin’s Philosopher¬Ľ. Foreing Affairs, September 20, 2015). Falleci√≥ olvidado en Suiza. En 2005, Putin organizo un nuevo entierro en Mosc√ļ. Sus papeles personales hab√≠an acabado en la Universidad de Michigan y Putin mand√≥ un enviado especial a reclamarlos en 2006. Sol√≠a citarle habitualmente en sus discursos anuales, que redactaba personalmente., consider√°ndole la m√°xima autoridad en historia rusa. En 2010 empez√≥ a recurrir a Ilyin como fuente para explicar por qu√© Rusia ten√≠a que debilitar el poder de la Uni√≥n Europea e invadir Ucrania. A principios de 2014, los miembros del partido y todos los funcionarios de Rusia recibieron del Kremlin una colecci√≥n de las obras pol√≠ticas de Ilyin. Ilyin pensaba que la individualidad es una imperfecci√≥n ‚ÄúEl mal empieza donde empieza la persona‚ÄĚ. Lo que desacredita a la democracia es que su principio es ‚Äúel √°tomo humano irresponsable‚ÄĚ. Hab√≠a que entender a Rusia como la futura salvaci√≥n cristiana, porque era la √ļnica naci√≥n inocente, pura. En 1917 los rusos eran tan buenos que no pudieron resistir al comunismo, ni a los cargamentos de pecados llegados de Occidente. ‚ÄúLa naci√≥n rusa desde su plena conversi√≥n al cristianismo ha vivido casi mil a√Īos de sufrimiento hist√≥rico‚ÄĚ. Le acerc√≥ al fascismo el car√°cter redentor (spasitelnii) que le tribu√≠a y que uno de sus elementos fuera la fe ciega en un l√≠der. ¬†‚ÄúAceptaremos nuestra libertad y nuestras leyes del patriota que conduzca a Rusia a la salvaci√≥n. ‚ÄúEl fascismo se basa en una conexi√≥n sagrada y eterna entre el redentor y su pueblo¬Ľ. A este le inspira un esp√≠ritu de totalidad y no una motivaci√≥n particular, personal o de partido. ‚ÄúSe alza solo y marcha solo, porque ve el futuro de la pol√≠tica y sabe lo que hay que hacer‚ÄĚ. Son t√©rminos muy parecidos a los que defend√≠a la ‚Äúteor√≠a del caudillaje‚ÄĚ en la √©poca franquista. El jefe tiene la obligaci√≥n de hacer la guerra, ‚Äúcuando est√°n amenazados los logros espirituales de la naci√≥n‚ÄĚ. ¬†Para Ilyin, escribe Snyder, ‚Äúlos rusos ten√≠an una ‚Äúdisposici√≥n especial del alma‚ÄĚ que les permit√≠a reprimir el raciocinio y aceptar ‚Äúla ley de nuestros corazones‚ÄĚ, algo que Ilyin interpretaba como la represi√≥n de la raz√≥n individual a favor de la sumisi√≥n nacional. Con el redentor al frente de ese sistema Rusia mostrar√≠a:

La identidad metafísica de todas las personas de la misma nación.

Snyder, T.El camino hacia la no libertad, Galaxia Gutenberg, 2018, p.35

La unidad m√≠stica de una naci√≥n es otro de los dogmas del fascismo. Este nacionalismo espiritual le acerc√≥ a Solzhenitsyn, fue uno de los primeros intelectuales con que se reuni√≥ al llegar al poder. En 2010, Archipi√©lago Gulag se convirti√≥ en lectura obligada para todos los estudiantes de secundaria, descrita por Putin como obra necesaria para la comprensi√≥n completa de su pa√≠s.¬† En una entrevista con la viuda de Solzhenitsyn, publicada el 9 de mayo de 2018 con el t√≠tulo ‚ÄúPutin y el alma rusa‚ÄĚ, comenta que el apoyo de su marido a Putin se deb√≠a sobre todo al sentimiento de humillaci√≥n que hab√≠a sufrido Rusia.

Junto al libro de Ilyin Nuestras tareas, Putin recomend√≥ a los gobernadores regionales¬†La justificaci√≥n del bien, de Vlad√≠mir Soloviov, y¬†Filosof√≠a de la desigualdad, de Nikol√°i Berdiaev, obras que defienden la excepcionalidad rusa. Tambi√©n ha utilizado el concepto de ‚Äúpassionarnost‚ÄĚ, una especial energ√≠a del alma rusa, creado por Lev Gumilev, quien consideraba que Occidente hab√≠a corrompido y debilitado a Rusia, que ten√≠a que regresar a sus ra√≠ces euroasi√°ticas. Alexander Dugin, otro autor al que escucha Putin, defiende lo mismo, pero con tintes m√°s nazis.

Este sistema mesi√°nico, espiritual, hist√≥rico, que recoge la mitolog√≠a de la gran Rusia pura y salvadora que ya est√° en Dostoievski, se completa por su acercamiento a la iglesia ortodoxa. En una entrevista con Cyril Hovorum, ex secretario del Patriarca de Mosc√ļ, publicada por LA VANGUARDIA, este indicaba que Kiril es un personaje ideol√≥gicamente muy influyente. Su objetivo era unir a la fragmentada sociedad rusa, promoviendo la idea de que Rusia tiene un papel central que jugar en la historia de la humanidad, y que est√° elegida por Dios para salvar al mundo. Putin comenz√≥ a pensar as√≠ despu√©s de involucrarse con la iglesia. ‚ÄúAhora piensa en t√©rminos c√≥smicos, como una persona de significado universal y una misi√≥n especial de Dios que considera a Occidente como la encarnaci√≥n del mal existencial global‚ÄĚ. La iglesia le ha infundido la idea de que est√° luchando contra el mal global que se encarna en Occidente y que √©l defiende la bondad global, que encarna Rusia.

Todas estas lecturas forman una galaxia de teolog√≠a pol√≠tica que podemos encontrar en todos los ‚ÄúEstados mesi√°nicos‚ÄĚ. La historia se repite.

Deja tu comentario