El Misterio de la Voluntad Perdida

Imprimir
El Misterio de la Voluntad Perdida
  • Editorial y ciudad Anagrama, Barcelona
  • Fecha de publicación 1997
  • Páginas 336
  • ISBN 978-84-339-0550-5

La voluntad ha desaparecido de los libros de psicología, y en gran parte de la sociedad está desprestigiada por su relación con la coacción o la disciplina, que la oponen a la libertad, el valor dominante en nuestra sociedad. La falta de voluntad da lugar a una serie de problemas serios: falta de responsabilidad personal, incapacidad para mantener el esfuerzo, indolencia, impulsividad, frustración…Es necesario, pues, recuperarla, porque mediante la voluntad dirigimos nuestra conducta y podemos alcanzar nuestras aspiraciones. La voluntad es la inteligencia aplicada a la acción, y sin ella estaríamos sometidos a nuestros impulsos, a nuestro destino o al azar. Explicar nuestro afán por liberarnos todo ello es el objetivo de este libro.

Marina se considera un detective a sueldo del lector, por eso debe investigar los temas que más nos afectan en la vida diaria; la pérdida de la voluntad es uno de ellos. Mientras investiga su desaparición, junto a su ayudante, Anjelica McKintosh, elabora un nuevo concepto de voluntad, integrada en el marco más amplio de su teoría de la inteligencia creadora, una teoría que arranca de la neurología y termina en la ética. Para ello se basa en la moderna bibliografía científica sobre psicología, psicopatología, neurología, filosofía, informática e inteligencia artificial, y en los filósofos clásicos, sin olvidar, como en el resto de su obra, la literatura y el lenguaje, grandes fuentes de conocimiento. Asimismo, incluye textos de sus obras anteriores, porque le tranquiliza pensar que puede pasar de unas a otras sin contradicciones.

La sociedad actual, como reacción contra los excesos vividos en el pasado, ha convertido la libertad en un valor supremo, dando lugar a una desvinculación generalizada, una equivalencia universal que acaba conduciendo a la apatía y el desinterés; asimismo, la pérdida de la voluntad ha ocasionado graves problemas en la sociedad actual. Muchos de estos problemas provienen de concepciones erróneas tanto de la voluntad como de la libertad, por eso necesitamos redefinir estos conceptos integrándolos en el modelo de la inteligencia creadora.

Tanto la libertad, como la voluntad no son facultades, ni propiedades, ni fines en sí mismas, sino los medios para alcanzar la autonomía. La voluntad se basa en una estructura mental convertida en una estructura psicológica durante el proceso educativo. Con este nuevo modelo de la inteligencia alcanzamos la libertad cuando cumplimos nuestro deber fundamental: adaptar el comportamiento a lo que nuestra inteligencia nos dice que es lo mejor. La voluntad es el medio del que se sirve la inteligencia para conseguir la autonomía y la felicidad.

© Todos los derechos reservados - Texto legal