Skip to main content

PAN√ďPTICO

El panóptico

El biling√ľismo catal√°n

José Antonio Marina

Hay una pol√©mica sobre si se debe hablar de ‚Äúlengua castellana‚ÄĚ o de ‚Äúlengua espa√Īola‚ÄĚ. Sin dudarlo, prefiero la denominaci√≥n ‚Äúlengua castellana‚ÄĚ. Es la que permite comprender mejor su historia. Es tambi√©n la recogida en el art√≠culo 3 de la Constituci√≥n Espa√Īola, que me parece especialmente acertado:

  1. El castellano es la lengua espa√Īola oficial del Estado. Todos los espa√Īoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
  2. Las dem√°s lenguas espa√Īolas ser√°n tambi√©n oficiales en las respectivas Comunidades Aut√≥nomas de acuerdo con sus Estatutos.
  3. La riqueza de las distintas modalidades ling√ľ√≠sticas de Espa√Īa es un patrimonio cultural que ser√° objeto de especial respeto y protecci√≥n.

Soy castellano y Castilla no es Espa√Īa: es uno de los reinos hisp√°nicos. Por razones hist√≥ricas, que no podemos cambiar, fue el castellano y no el catal√°n, el vasco o el gallego, la lengua que¬†se difundi√≥ por el mundo. Lo mismo ha sucedido con otras lenguas, como el lat√≠n en la antig√ľedad o el ingl√©s, que en la actualidad sigue extendi√©ndose cada vez m√°s por razones culturales y econ√≥micas. Los Estados angl√≥fonos no nos obligan a aprender su lengua. Es el juego de intereses, influencias y posibilidades quien lo impone.

La lengua suele considerarse el eje de la identidad nacional, y parece evidente que deber√≠a ser tambi√©n lo distintivo de una ‚Äúcultura nacional‚ÄĚ. Sin embargo, en este caso las cosas pueden no estar tan claras.

Entiendo por cultura el modo como un grupo social ha resuelto los problemas comunes a todos los humanos (sobrevivir, organizarse, comunicarse, crear arte, instituciones, costumbres, etc.)

En el caso catal√°n, una de sus caracter√≠sticas puede ser el biling√ľismo, como ha sido durante mucho tiempo el ‚Äúpatriotismo dual‚ÄĚ, del que habl√© en el anterior Pan√≥ptico. No olvidemos que Barcelona es la capital mundial de la edici√≥n en castellano, y eso me parece un hecho relevante.

El periodista Sergio Vila-Sanju√°n en Otra Catalu√Īa. Seis siglos de cultura catalana en castellano, ha mostrado que la cultura catalana se ha expresado en ambas lenguas. En los a√Īos ochenta se comenz√≥ a discutir si deber√≠an incluirse en la historia de la literatura catalana los escritores catalanes que escriben en castellano. Es evidente que en la Historia de la literatura espa√Īola habr√≠a que incluir las obras en catal√°n, euskera o gallego.

El crítico Manuel de Montoliu, experto en Aribau, hablaba de una escuela catalana en castellano, y lo mismo hacía Oliver.

‚ÄúLas dos culturas ling√ľ√≠sticas¬†-se√Īala Vila-Sanju√°n- forman un patrimonio y quienes minimizan la importancia de la producci√≥n en castellano no tienen en cuenta que alguno de los textos que definen la identidad catalana ‚Äďaunque este t√©rmino no me convence demasiado‚Äď se han hecho en esta lengua. As√≠, el car√°cter catal√°n se considera que es realista, pragm√°tico, comercial, muy sensato, y esta idea surge de textos de Feliu de la Pe√Īa, Antonio de Capmany o Jaime Balmes. Los tres son muy identitarios y sin embargo toda su obra es en castellano. Y lo mismo el federalista Pi y Margall, que no public√≥ nada en catal√°n‚ÄĚ.

Incluso dentro del campo del independentismo, el ex secretario de Cultura de la Generalitat, Eduard Voltas, ha argumentado que para alcanzar la meta deseada de crear un nuevo Estado ser√° imprescindible que el castellano sea vivido y considerado como una lengua propia de los catalanes:

‚ÄúNo digo respetarlo, sino convertirlo en un activo, tratarlo como un elemento definitorio de la Catalunya de hoy y de ma√Īana‚ÄĚ
(Ara, 26.2.2012)

portada_otra-cataluna_sergio-vila-sanjuan

Sin embargo, no todos los catalanes piensan as√≠. Algunos defienden que en caso de independencia habr√≠a que eliminar el castellano como lengua oficial. Por ejemplo, Muriel Casas, que fue presidenta de √ímnium Cultural, o el fil√≥logo Pau Vidal, que piensa que ‚Äúel biling√ľismo mata‚ÄĚ y que el catal√°n se est√° muriendo. Algo parecido se defiende en el Manifiesto del Grupo Koine, firmado en abril de 2016 por centenares de fil√≥logos, profesores universitarios y pol√≠ticos secesionistas que denunciando al castellano como una lengua impuesta por Espa√Īa mediante la represi√≥n jur√≠dicopol√≠tica. Ped√≠a que no se aceptase el biling√ľismo como realidad oficial de una posible rep√ļblica catalana.

Los catalanes -no los pol√≠ticos catalanes- decidir√°n qu√© cultura quieren crear en el futuro. Vuelvo a decir que la cultura es un repertorio de soluciones sociales a problemas comunitarios. En un mundo acelerado y global no sabemos a qu√© problemas tendremos que enfrentarnos, y menos a√ļn cuales ser√°n el mejor modo de resolverlos. Podemos caer en la fascinaci√≥n de la eficacia¬†y pensar que gran parte de la cultura human√≠stica es un anacronismo in√ļtil. En ese caso, lo interesante acabar√≠a siendo estudiar masivamente ingl√©s. La defensa del patrimonio cultural debe buscar ra√≠ces m√°s profundas, que los humanistas no acaban de explicar bien. Las meramente identitarias no me parecen suficientes, pero tendr√© que seguir reflexionando para tener ideas m√°s claras sobre este asunto. Creo¬†que la Ciencia de la evoluci√≥n de las culturas -fuente de El Pan√≥ptico- nos proporcionar√° herramientas para conseguirlo, aunque, lo confieso, eso est√° todav√≠a por ver.

√önete 5 Comments

  • JorgeK dice:

    Usted, como literarato, magnifica el valor de la lengua como cultura. No lo es. En primer lugar, los campos culturales donde tiene alguna importancia son escasos: literatura, especialmente novela y poes√≠a, y poco m√°s. El resto de las artes es impermeable a la lengua, sea la pintura, la arquitectura, la m√ļscica, el baile, etc√©tera… E incluso en la literatura su valor es relativo, ya que no siempre sirve para trasmitir correctamente el mensaje. Hoy podemos leer a Bosc√°n (catal√°n nacido en 1487 pero que, ¬°oh!, escrib√≠a un castellano estupendo y nativo), pero ¬Ņlo entendemos? ¬ŅEntendemos todos sus giros sem√°nticos y el marco mental en el que escrib√≠a?

    En realidad, la lengua es m√°s un inconveniente que un valor cultural. Pueblos √°grafos o minoritarios no pueden acceder a una enorme cantidad de conocimientos porque sus idioma es un barrera. Deben aprender otras lenguas para adquirir estos conocimientos… ¬ŅY eso es malo? ¬ŅDesde cuando un pol√≠glota es culturalmente inferior al que s√≥lo habla su lengua nativa?

    La lengua, se√Īor Marina, es s√≥lo un marcador social de origen y de clase social. Y por eso es usado por los nacionalistas de todo el planeta para preservar sus privilegios. ¬ęDefender la lengua y la cultura¬Ľ es s√≥lo un eufemismo de ¬ędefensa de la raza y la tradici√≥n¬Ľ.

    Como dec√≠a el alcalde de Londres, ¬ęconservar una cultura es justo lo contrario de enriquecerla¬Ľ.

    Bon día

  • jose+antonio+marina dice:

    Su comentario me deja estupefacto. Pensar que ¬ęlos campos culturales donde el lenguaje tiene alguna importancia¬Ľ supone un concepto de cultura vac√≠o. Nuestra inteligencia es estructuralmente ling√ľ√≠stica y todas sus creaciones est√°n ling√ľ√≠sticamente determinadas. ¬ŅC√≥mo cree que se transmitieron los pintores sus t√©cnicas. Nuestro pensamiento se articula mediante el lenguaje, de modo que usted ha excluido el pensamiento de la cultura. Decir que el lenguaje es una barrera cultural porque los pueblos √°grafos que por supuesto tienen lenguaje, lo que no tienen es escritura) no pueden acceder al conocimiento es una palmaria contradicci√≥n.

  • JorgeK dice:

    Sólo pretendía expresar que la lengua es un vehículo, a veces torpe, de la cultura, pero no determinante.
    El lenguaje, evidentemente, es otro cosa, pero yo hablaba de la importancia de una lengua. Que me expliquen matem√°ticas, derecho o f√≠sica en catal√°n o en castellano o en franc√©s no altera mis conocimientos de esas materias. ¬Ņno es as√≠?
    Igualmente me refer√≠a a que si ya naciera en un igl√ļ esquimal y quisiera aprender qu√≠mica avanzada, dif√≠cilmente podr√≠a hacerlo en mi lengua natal.

    El nacionalismo (en todos lados) hace la defensa de la lengua propia un argumento pol√≠tico en favor de una determinada ¬ęcultura¬Ľ igualmente propia, pero es, como digo, un eufemismo de raza y tradici√≥n. En Europa compartimos la misma Cultura (derecho romano, herencia grecolatina, moral judeocristiana y esp√≠ritu cient√≠fico propio), y aqu√≠ la lengua en que se escriba es poco importante siempre y cuando tengamos buenos traductores. Y la misma literatura, pues en todas partes seguimos modelos heredados de teatro, poes√≠a, novela, cuenta, ensayo… No hay g√©neros literarios ¬ęnacionales¬Ľ en casi ninguna parte.

    La lengua propia es muy íntima y sentimental, todas hermosas para sus hablantes, pero debería ser políticamente irrelevante.

    IMHO.

    Gracias por su contestación.

    • JMEN dice:

      Muy buena argumentaci√≥n Jorge.La lengua como elemento diferenciador y la ling√ľ√≠stica como medio de transmisi√≥n del pensamiento.
      Gracias JAM por su respuesta

  • Josep G. dice:

    El biling√ľismo enriquece a las personas torelantes y lo √ļnico que lo empobrece es cuando lo utilizamos como s√≠mbolo identitario abstracto; cuando la realidad es que hablamos castellano y catal√°n seg√ļn nos convenga.

Deja tu comentario