La Creatividad Literaria

Imprimir
La Creatividad Literaria
  • Autores José Antonio Marina y Álvaro Pombo
  • Editorial y ciudad Ariel, Barcelona
  • Fecha de publicación 2013
  • Páginas 208
  • ISBN 978-84-344-0819-7

Álvaro Pombo y José Antonio Marina piensan que el lenguaje, la expresión, la creación literaria, es un mundo mágico y fascinante. AP prefiere admirar esa colosal posibilidad, que considera excepcional. JAM intenta explicarla, descubrir los mecanismos de ese misterio, saber si esa excepcionalidad se puede aprender. Con esta idea en mente, los autores inician un diálogo, escogiendo como recurso narrativo el del “narrador omnisciente”. Este texto, que en parte es auto-bi-biográfico, está contado por una tercera voz, la de Ismael, como homenaje a la novela “Moby Dick”. El narrador intermedia en la conversación entre los dos autores, y lanza preguntas.

La creatividad literaria se puede aprender, porque es un hábito adquirido.  Y se puede adquirir en un triple nivel, que respondería a las tres relaciones que mantiene una obra de arte: con la tradición a la que pertenece (criterio técnico), con la realidad a la que interpreta o expresa (criterio cosmogónico, la idea del mundo del autor), y con el lector (criterio emocional).

Los autores, a través de múltiples diálogos, discuten el procedimiento para aprender esa excelencia: si es necesaria una experiencia previa o si se debe expresar bien incluso lo no sentido; si el refinamiento estético es independiente del refinamiento ético; si existe un mundo del escritor previo a la expresión, y en qué consiste; la necesidad de fundar mundos de todo creador literario; la vocación; la paciencia; la importancia del entrenamiento…

El narrador, Ismael, está pensando en organizar un “Gymnasium literario”. En el primer piso se enseñarían las técnicas de la corrección lingüística, y la creatividad básica y cotidiana. En el segundo piso cada aspirante a escritor investigaría sobre su propia experiencia literaria, su construcción del mundo. En el tercero se trataría la memoria creadora (la construcción de ésta en su doble aspecto: semántico y operativo). En el cuarto piso se analizaría la búsqueda del estilo. En el quinto nos detendríamos en sus criterios de evaluación. Es fundamental para ese “Gymnasium” incluir en él un “tratado del proyectar”, despertar una conciencia de anticipación. El proyecto personal del autor impulsa una serie de actividades de búsqueda, y se apoya en la creación máxima de un artista, su criterio de evaluación. Concluye el libro con un epílogo de Ismael, a modo de carta a un joven escritor.

 

© Todos los derechos reservados - Texto legal