Competencia Social y Ciudadana

Imprimir
Competencia Social y Ciudadana
  • Autores José Antonio Marina y Rafael Bernabéu
  • Editorial y ciudad Alianza, Madrid
  • Fecha de publicación 2007
  • Páginas 160
  • ISBN 978-84-206-8405-5

¿Por qué es necesario introducir en educación un concepto nuevo, el de competencia? Este concepto se introduce en los sistemas educativos para dar respuesta a una necesidad de las sociedades: que los alumnos al terminar el ciclo escolar tengan un conjunto de capacidades mínimas para afrontar con posibilidades de éxito sus proyectos personales, es decir, que adquieran los recursos que son necesarios para resolver los problemas de la vida real con el mayor nivel de autonomía posible.

En este libro se demuestra la necesidad de introducir las competencias sociales y ciudadanas en todos los niveles educativos, formales e informales. La competencia unifica saberes psicológicos y propuestas éticas La tesis del libro es que para educar las competencias sociales tenemos primero que definir una teoría de los valores y un modelo de sociedad.

Gran parte de los problemas de la sociedad nos hacen ver la necesidad de una educación para la convivencia. El concepto de competencia se introduce en el campo educativo y debemos aprovecharlo para esta educación de la convivencia.

Los autores distinguen ocho factores de la competencia social y ciudadana, que conforman las habilidades, conocimientos, hábitos y virtudes que son necesarios para convivir: Conciencia de la vinculación social; autonomía personal, responsabilidad, autocontrol, asertividad, competencia moral; comunicación, comprensión y empatía; cooperación y colaboración; resolución de conflictos; sentimientos prosociales (solidaridad, altruismo, compasión, conductas de ayuda); respeto hacia todo lo valioso; conductas de participación democrática. Se dedica un capítulo a cada uno de los factores. Sobre cada factor se describe en qué consiste, por qué es importante, cuáles son sus edades de aprendizaje y sus círculos de aplicación, los obstáculos o fuerzas contrarias y los procedimientos pedagógicos más indicados.

Esta competencia debe configurar la asignatura de Educación para la ciudadanía. La asignatura forma parte de una corriente global que impulsa la educación cívica, considerándola clave para el éxito de la sociedad democrática en las próximas décadas. En los últimos años se han desarrollado iniciativas análogas a la educación cívica: movimientos como el de la educación del carácter, la educación de las habilidades sociales, la filosofía para niños, la psicología positiva, la educación para la convivencia, entre otros. Todos ellos indican la importancia de educar la socialización de los alumnos, promover sus capacidades emocionales y de auto-regulación para lograr una mejor armonización con la sociedad. En España, la LOE introduce la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, y los autores consideran que debería ser una asignatura “radial”, no limitarse a una materia más, sino estar en contacto con el resto del currículo escolar y con la misma actividad de la escuela, dando origen a ideas e iniciativas que eduquen en una ciudadanía práctica y responsable, rigurosa y también optimista.

José Antonio Marina, uno de los autores del libro, es también autor de los libros Educación para la ciudadanía. ES; Filosofía y Ciudadanía (con Ángeles Mateos); Educación para la ciudadanía. Primaria. Tercer ciclo; y Educación ético-cívica

© Todos los derechos reservados - Texto legal