La política tiene un inevitable y a veces peligroso componente emocional.

Desde El Panóptico se ve que la ambición, el patriotismo, el resentimiento, la indignación, el odio, la solidaridad, o el entusiasmo explican muchos hechos históricos. Hoy hablamos de la nostalgia, una emoción que tiene muchísima incidencia en la política.

Puedes leer el artículo de esta semana en el blog El Panóptico de José Antonio Marina pulsado aquí.

Deja tu comentario