Evaluación y mejora de la docencia

Imprimir

Para hacer un LIBRO BLANCO hay que recabar toda la información posible. Pero ¿cómo? Sería estupendo poder preguntar a todos los docentes su opinión, organizar una especie de “wikidocencia”, en la que un trabajo de participación y autocorrección aprovechara el saber compartido. La fiabilidad de un procedimiento así depende (1) del número de participantes (2) del rigor crítico de los participantes. Vamos a intentarlo, siguiendo el procedimiento que el MIT puso en práctica para elaborar el Handbook of Collective Intelligence. Se pidió colaboración sobre un índice. Nosotros empezaremos elaborando el índice. En ese momento, lo que estamos mandando a personas expertas y a cualquiera que desee participar es el índice previo que he publicado aquí. Estamos recibiendo muchas respuestas, pero que no suponen cambios importantes. Para mayor seguridad, estamos revisando los estudios nacionales e internacionales, como si fueran también participantes, aunque deben ser ponderados de manera diferente.

Del estudio de la OCDE Creating Effective Teaching and Learning Environments: First Results from TALIS (2009) me ha llamado la atención la escasa evaluación y feedback de los docentes españoles, y la casi nula repercusión –en premios o sanciones- que tiene su desempeño. Parece que da lo mismo que se den bien o mal las clases. Otro tema es la poca importancia que se da al liderzgo educativo. No forma parte de nuestro vocabulario profesional. El estudio Teachers for the 21st Century: Using Evaluation to Improve Teaching (2013), también de la OCDE proporciona un método de evaluación muy interesante.

Instrumentos de evaluación:

  • Observación en el aula
  • Establecimiento de objetivos y entrevistas individuales
  • Auto-evaluación del profesor
  • Portfolio del profesor
  • Pruebas de test
  • Resultado de los estudiantes
  • Encuestas de estudiantes y padres
  • Otros indicadores del desempeño del profesor
  • Mejorar la enseñanza y el aprendizaje a través de la evaluación del profesor
  • Empleo de multiples fuentes de evidencias para la evaluación
  • Emplear encuestas de grupos de interés formativamente.

¿Quien debe evaluar?

  • El rol de la inspección
  • El rol de las organizaciones profesionales de profesores
  • El rol de las escuelas y el liderazgo escolar
  • Los compañeros de los profesores
  • Otros evaluadores
  • Empleo de múltiples evaluadores

Esta importancia dada a la evaluación obliga a desarrollar las capacidades evaluadoras de los implicados, y a usar adecuadamente el resultado, para que tenga relevancia en la carrera profesional, premiando los buenos desempeños y sancionando los malos.

Me ha parecido interesante el protagonismo de los asociaciones de profesores, que en España tienen muy poca relevancia. Para conseguir información, me he puesto en contacto con el Ilustre Colegio Oficial de Doctores y licenciados en Filosofia y Letras y en Ciencias, que es el Colegio Profesional de la Educación. En otros paises los Colegios profesionales infliuyen en la determinación de los curriculos. Los docentes tienen dos modos de agrupación: desde el punto de vista del contenido de su profesión, los colegios. Desde el punto de vista laboral, los sindicatos. ¿Deberíamos copiar ese sistema?

También he enviado el índice a los sindicatos de educación.

Esta mañana ha dado una conferencia en el Consejo Escolar de Madrid con Ildefonso Méndez, autor de “Prácticas Docentes y Rendimiento Estudiantil: Evidencia a partir de PISA 2012 y TALIS 2013”. Fundación Santillana, Gobierno de La Rioja e Instituto Nacional de Evaluación Educativa. En este estudio, se conectan las bases de datos de PISA y TALIS para comprender cómo las condiciones de enseñanza y aprendizaje se ven afectados por las características, actitudes, motivación y comportamiento de los alumnos. En él se estudian qué aspectos de la profesión docente tienen mayor influencia en el rendimiento de los alumnos, destacando:

  1. El trabajo con grupos reducidos
  2. Los recursos TIC
  3. Ayudar a los alumnos a valorar el aprendizaje
  4. Trabajar la motivación.

Ha aparecido el artículo “El PSOE, la Iglesia y la religión” en La Gaceta, otro artículo criticando de entrada este Libro blanco.

83 comentarios

  1. Hace 33 años que soy profesora, he dado clase en todos los niveles de secundaria y he impartido asignaturas muy diferentes. Cuando he conseguido olvidarme del curriculum, ignorar la programación (que siempre he hecho) del plan anual ( documento que presento al principio del curso) de la memoria que elaboro al final de cada curso , tablas , rúbricas y otros papeles que obviamente nos piden para justificar el trabajo de los que están por encima de nosotros los profesores ; he llegado a disfrutar de la enseñanza, soy feliz con mis alumnos. Cada día pienso como puedo mejorar, explicar de otra manera aquella cuestión que creo no quedó muy clara etc..
    No me importa quien ni que me evaluan solo me gustaría que me dijeran con claridad como quieren que haga el papel correspondiente ” en negrita, arial 14, subrayado” yo lo hago. LA ENSEÑANZA es otra cosa.

  2. Soy profesor de secundaria de Matemáticas e informática desde 1986
    No tengo claro cual seria el mejor medio de evaluación. Lo que si tengo claro es que ha de ser una evaluación global de TODO el sistema, profesore, directivas, INSPECTORES y CARGOS de la ADMINISTRACIÓN porque a TODOS nos compete.
    Como ha dicho algún compañero, llevamos muchos años en la profesión y cada vez con más dificultades. Ratios altas, cada vez más horas, cada vez más tareas burocráticas (tareas que NADIE lee).
    El sistema educativo es lo de menos si tenemos responsables políticos que no paran de insultarnos. Nos dicen que trabajamos poco, ellos que en su mayoría han sido docentes y son capaces de vender su alma al diablo antes que vover a coger la tiza.
    Yo llevo años aplicando todo tipo de innovaciones en el aula y he propuesto varias veces cosas como que en los centros debería haber programas como club de ciencias y talleres de lectura promovidos por la administración sin ninguna respuesta. De hecho me encuentro que ni siguiera se ven valorados en cosas tan evidentes como el acceso a Cátedra, en cambio tener muchas licenciaturas sí.
    Lo siento por no compartir la opinión de algunos,pero al menos yo, vivo de esto y aspiro a ser un buen profesional no un monje de la enseñanza, ya es bastante que nos hayan bajado el sueldo varias veces (un 18% al menos) como para despreciar un forma justa de tener algún complemento.
    Mi problema fundamental ante la evaluación es que ha de ser compatible con el derecho CONSTITUCIONAL de libertad de cátedra y por alguno de los comentarios anteriores parece no respetarse en algún centro.
    Por favor hagan lo que hagan lo importante es que FACILITEN la labor docente no que la dificulte. Al final el alumno tine el derecho a una educación de calidad y eso sólo es posible con profesionales satisfechos no con “machacas presionados”.
    No más iluminados con respuestas mágicas (muy poco trabajadas) provenientes, en el mejor de los casos, de catedráticos de universidad que ni saben ni han pisado un centro desde que hicieron sus estudios.
    También es importante (aprovecho el foro) para reinvindicar las diferencias entre los centros educativos, por favor no más soluciones globales. Los centros de Secundaria No son centros de Primaria , y los de Ciclos tampoco. Tiene problemas muy diferentes y atienden a una “clientela ” muy dispar. tratar al alumnado en conjunto de forma igual es un agravio muy fuerte como personas que son y sólo ha causado problemas. Cada edad tiene sus virtudes y sus problemas y eso hay que respetarlo.

  3. Francisco Ruiz González

    La educación es un tema muy complejo. Son muchos, muchísimos los factores que intervienen sobre ella. Sin embargo nadie, o casi nadie habla en público del problema más grave que tiene la educación, y es la enorme presión que recibimos los profesores desde todos los ámbitos para bajar los niveles de exigencia. Hasta que no se aborde seriamente este tema, con valentía e incluso con dureza, continuaremos teniendo un grave problema.

    Esta cuestión, lejos de solucionarse o incluso de plantearse, se agrava cada vez más. Y cada vez se está convirtiendo en un asunto muy difícil de resolver. Y mientras tanto seguimos perdiendo el tiempo hablando de asuntos muchísimo menos importante y distrayendo la atención. A menudo el peor enemigo que tenemos es aquel que distrae nuestra atención de lo verdaderamente importante. Sé que este comentario no valdrá para nada. Sé que se perderá entre mil discusiones sobre los asuntos más variopintos relacionados con la educación, que son muchos. Y nuestros políticos seguirán consiguiendo buenos resultados sobre el papel a base de presiones, y lamentablemente nuestros alumnos continuarán bajando y bajando su nivel mientras miramos para otro lado, especialmente aquellos alumnos de institutos de barrio. Los de siempre seguirán con buen nivel. Esto lo dicen casi todos los profesores ¿Es que nos pregunta alguien?

  4. Me parece que hay que dar un salto estratosférico en la enseñanza de las ciencias. Todavía estamos con la mentalidad de que las prácticas son para divertir. Que si tengo muchos alumnos, etc. Habrá que conseguir buenos espacios y laboratorios no muy bien dotados pero sí suficientemente dotados. (hay aparataje en algunos que son mejores que en la universidad cuando lo que hace falta son menos calidad pero sí abundancia: y eso es más barato).
    Hay que conseguir que las Ciencias se den siempre en espacios apropiados: laboratorios o similares donde prácticas sencillas (o complejas) se puedan realizar. Y eso conlleva que el profesorado cuente con ello. Si no se dan 5 temas teóricos por falta de tiempo que no se dejen de enseñar de forma práctica fomentando la observación, análisis, etc.
    En la LOMCE hay que trabajar con 134 estándares de aprendizaje cuando sólo hay 110 sesiones al año. Habría que reducirlas casi al 75% pero exigiendo que se den de forma práctica todas.

  5. Mi comentario puede que no deba incluirse en este apartado, pero estoy corrigiendo y tengo prisa.
    Está bien que se propongan ideas para mejorar la educación, pero últimamente sólo se pone el peso de la mejora en el profesorado y las soluciones que se dán no van a ser efectivas sin más inversión, y no me refiero a aumentar el sueldo de nadie, me refiero a que desde que yo soy profesora de secundaria, han aumentado las horas de clase, las reuniones, la burocracia, el número de alumnos por grupo de clase, todo esto entre otras muchas cosas, sin embargo continuamos estando mal vistos por la sociedad y el causante de todos los males. Con aumentar el trabajo de los profesores individualmetne no mejora nada, sino que cada vez tenemos menos tiempo para formarnos mejor, para atender como requiere al alumnado, estamos agotados y ahora se nos insinúa que para cobrar más y ser considerados buenos tendremos que publicar, escribir libros, dar conferencias, atender a nuestras familias, apender inglés fluido, psicología, dar buenas clases, hacer cursos de formación, esto ya lo hacemos y no cobramos más sino menos, y no todo el mundo tiene tiempo por mucho que quiera para hacer todo esto y además hacerlo bien. Lo único que veo es que los políticos quieren tener herramientas para bajar más el sueldo del profesorado, porque muy pocos podrán cumplir todos los requisitos para hacer una carrera profesional como Dios manda. El día tiene veinticuatro horas y yo he llegado a tener 140 alulmnos y otros profesores tienen más, o se contrata a más profesores o no podréis decir que nos arrascamos la barriga, porque ni los que no tienen vocación lo hacen, y los que la tienen la pueden perder. En fin, creo que ya he dedicado más tiempo del que me puedo permitir en dar mi opinión. Hay que medir mucho que vamos a hacer cuando se hace un libro blanco, porque es muy fácil perjudicar a los demás sin ser consciente de lo que hacemos.

    Un saludo para todos los profesores de España,

  6. Soy profesor de secundaria de inglés de la oposición de 1994 y catedrático desde 2010. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Y de acuerdo con cualquier propuesta honestamente encaminada a mejorar la educación, o por lo menos a debatirla, pero en radical desacuerdo con propuestas parciales. Sólo podemos mejorar en el marco de una propuesta global y estable del conjunto del sistema educativo. Los profesores sólo somos una parte del sistema. O, dicho de otra manera, que no nos machaquen sólo a nosotros.Vamos a darle la vuelta a esto, que hace falta, pero empezando por donde hay que empezar.

  7. “Evaluamos para reconocer si quien aprende está teniendo alguna dificultad o problema que requiera nuestra ayuda; evaluamos para detectar los puntos fuertes y débiles en el aprendizaje; evaluamos para señalar la manera de mejorar el aprendizaje, ampliar la información, corregir errores y solventar dudas. Evaluamos, en definitiva, para ayudar a quien aprende…” #ABPmooc_intef.

  8. “La recompensa y el castigo son la forma más baja de educación”
    Chuang Tzu

  9. Rafael Fernández

    Lo que se debería evaluar es al sistema ¿qué es lo que no funciona? ¿hay medios? ¿hay optatividad real? ¿tratamos a los alumnos como personas o como ganado? Por ejemplo: yo soy profesor de Ciencias Naturales en Andalucía; cómo hago para hacer prácticas de laboratorio si tengo 5 microscopios para grupos de 30 alumnos. El libro de Biología y Geología de 4º ESO, no se renueva desde hace 8 años. A propósito ¿por qué debo andar peleando con una madre a final de curso demostrándole que su hijo ha destrozado el libro? Más cosas ¿qué hago yo vigilando las letrinas en los recreos? Pues cosas así, son las que hay que mirar. Los profesores tenemos la Inspección; los inspectores deberían dedicarse a su función y no a ejercer de comisarios políticos

  10. Quizá si los alumnos o los padres eligieran a sus profesores, como se hace con los médicos, las cosas serían muy diferentes.
    Lo que no entiendo es, siguiendo el símil médico, es que se pretenda asociar el sueldo a resultados; a ningún profesional como médicos, policías, bomberos, etc. se le baja o sube el sueldo si salva más o menos vidas.

    • Maribel Rodríguez

      Ahí le has dado
      Yo creo que más que dudar de la competencia del profesor y fiscalizar su trabajo, mejor seria ayudarle en su cada vez más complicada labor, y proporcionarle desde la administración la formación que se considere adecuada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Todos los derechos reservados - Texto legal