El encargo

Imprimir

 

El encargo

Antes del verano escribí una “Carta al nuevo ministro de educación”publicada en El Confidencial. En ella le decía que cualquier reforma educativa debía basarse en el profesorado, contar con él, planificar bien su formación, el diseño de una carrera profesional atractiva, la selección de los mejores. Al día siguiente, me llamó el Ministro para decirme que estaba de acuerdo con el planteamiento y que le gustaría hablar conmigo. Quedamos en hacerlo después de vacaciones. Así sucedió, y en la conversación me preguntó si quería redactar un Libro Blanco sobre la Profesión Docente. Ante la proximidad de elecciones y desconociendo si iba a permanecer en el Ministerio, le interesaba dejar el tema al menos planteado. No me dio más indicaciones ni mas precisiones. Era, pues, un encargo absolutamente abierto. Le pedí unos días para pensarlo porque me preocupaba la premura de tiempo, la cercanía de las elecciones, y sobre todo, mantener mi independencia profesional. Quería dejar bien sentado que mi contestación hubiera sido la misma fuese cual fuese el gobierno que me lo hubiera pedido. El tema, obviamente, me interesa mucho. Acabo de terminar un libro titulado “Despertad al Diplodocus” que trata de cómo gestionar el cambio educativo, de modo que tengo la bibliografía muy fresca. El viernes estaba en La Universidad de Lérida en un Congreso sobre Familia y Educación con Mariano Fernández Enguita y un grupo de profesores de Educación de esa Universidad y de la Universidad de La Rioja, con quien hablé del asunto y de la posibilidad de que colaboraran de alguna manera. En ese momento me llamó el Ministro y me preguntó si ya me había decidido porque en ese caso quería anunciarlo el lunes siguiente, Día Mundial del Docente. Dije que sí, y así me vi metido en este proyecto.

La primera persona a la que pedí ayuda fue a Carmen Pellicer, con quien comparto la dirección de la Cátedra de Inteligencia Ejecutiva y Educación en la Universidad Nebrija de Madrid, y con quien he escrito La inteligencia que aprende (Santillana). Tiene muchísima experiencia en formación y evaluación del profesorado, en procesos de transformación de Centros, y conoce bien los sistemas educativos de otros países. La Fundación Trilema que preside ha colaborado con más de 800 centros de enseñanza, y tiene un conocimiento muy profundo de la realidad educativa española.

La segunda persona con la que contacté fue el profesor Jesús Manso, de la Universidad Autónoma de Madrid, experto en formación inicial del profesorado, y en competencias docentes, a quien pedí un estudio sobre el modo como tratan la profesión docente en los países de nuestro entorno, y en las distintas comunidades autónomas españolas.

 

¿De qué temas debería ocuparse el Libro Blanco?
Esa era la cuestión que más prisa tenía en definir

 

75 comentarios

  1. Buenas tardes

    Creo que ya ha terminado el proyecto, y entregado al resultado al Ministerio de Educación.

    Estoy muy sorprendido de que todavía no se haya hecho público. Es decir: su contenido lo conoce el Ministerio de Educación, parece que el Partido Popular tiene la intención de incorporar sugerencias a su campaña electoral… lo cual significa que los otros partidos carecen de una documentación que podría ser interesante.

    Tal vez no estaría mal publicar todo el contenido en internet, para que se haga público.

  2. Estimado profesor José Antonio Marina, agradecemos que haya contado con los docentes para el proyecto que se le ha encomendado. Pero sentimos decirle que la prisa no es un valor añadido. Resulta imposible coordinar la opinión de miles de docentes en apenas un mes. Somos un grupo de profesores de San Fernando (Cádiz), preocupados tanto o más por la educación que por las declaraciones que en estas fechas preelectorales ocupan el desayuno de la mayor parte de los docentes, que hemos decidido sentarnos y hablar un rato de educación. No somos todos ni representamos a nadie.

    En primer lugar queremos mostrar nuestra sorpresa al comprobar que el libro blanco habla del docente, pero nada se dice sobre las condiciones reales en las que realizamos nuestro trabajo diario. No hay ningún apartado que hable sobre ratios, sobre las dificultades reales que encuentra un docente en las aulas (elevadas ratios junto a alumnos con marcados problemas de aprendizaje diagnosticados y lo más sin diagnosticar) por no hablar del derecho a un entorno de trabajo respetuoso con las normas de higiene y salud laboral ( centros con materiales peligrosos como el amianto, temperaturas inadecuadas en las aula, falta de material informático, de instalaciones adecuadas en muchos centros y un largo etcétera)

    Ratio alumno-profesor. No nos cabe duda que la educación ha de ser siempre individualizada, educamos a personas no a grupos ni a niveles. Pero es muy difícil esmerarse en el cuidado individualizado si en una clase media nos encontramos con una ratio al límite de lo que permite la ley y un sinfín de casos problemáticos diagnosticados y sin diagnosticar (dislexias, síndrome de déficit de atención, síndrome de Asperger, autismo, hiperactividad…)

    Tutorías. No hace falta ser docente para darse cuenta que gran parte del rendimiento académico de un grupo recae sobre la tutoría. No obstante resulta paradójico comprobar el exiguo reconocimiento que se le da a este cargo, dada la elevada carga de trabajo que le corresponde. Sí nos gustaría encontrar en los textos legales, instrucciones claras sobre el proceso de selección y nombramiento de los tutores. Si la función tutorial es esencial, como así lo creemos, no estaría de más dignificar esta tarea.

    Estimamos que gran parte de los problemas que nos encontramos en las aulas día a día se debe a la falta de mecanismos de diagnóstico temprano de trastornos de aprendizaje en las etapas más tempranas de la educación. En muchos centros de secundaria de Andalucía la presencia de orientadores en testimonial, y nos referimos con esto a que independientemente del número de alumnos solo contamos con un orientador por centro. Otro capítulo es el de la enseñanza primaria, los colegios de primaria no cuentan con orientadores de plantilla y creemos que es precisamente aquí donde podían ejercer su función con más eficacia.

    Formación y especialización docente

    Consideramos que el diseño de los currículos universitarios no capacitan por sí solos para la docencia y que los masters de formación del profesorado parecen muy alejados de la práctica docente diaria. Un Mir docente no parece mala idea siempre que no se convierta en un mecanismo para abaratar los contratos. Por otra parte, no estaría de más no olvidarse del capital profesional acumulado por los docentes de primaria o secundaria y contar con ellos en la coordinación y tutorización de las prácticas.

    En el mismo sentido, nos seduce la idea de organizar en cada centro un grupo de profesores con experiencia que se encargue de orientar a los nuevos profesores, interinos y sustitutos que llegan al centro.

    De la misma manera consideramos que es necesario abrir la formación docente a la Universidad, fomentando así una mayor formación científica. La didáctica es limitada si no hay una renovación continua de la formación científica del docente. Por ello consideramos importante reservar plazas para enseñanzas medias en cursos de formación universitaria.

    En cuanto al acceso a la docencia estimamos que:

    Solo se tendrá en cuenta la experiencia docente en centros públicos, a través de concurso público y no a través de designación.
    No estaría de más uniformizar criterios para procedimientos de traslados y de oposiciones e
    Instaurar un pacto de estabilidad en los procedimientos de acceso a la función docente.

    Sobre los programas.

    Conocemos por propia experiencia las virtudes de la educación en proyectos, pero ¿qué espacio queda para la innovación en un currículo en el que los estándares de aprendizaje fijan el marco único para las así llamadas reválidas?
    Es necesario consensuar y priorizar en la enseñanza obligatoria los contenidos y destrezas que el alumno/a ha de asegurar en cualquier caso cuando termine la etapa de la ESO sin corsés de libros de texto ni currículos. Si es necesario, insistir a los largo de los cuatro años sobre aquellos contenidos del currículo fundamentales para el desarrollo integral de nuestros alumnos como ciudadanos. (SERÁN TODOS LOS CONTENIDOS QUE ESTÉN RELACIONADOS CON LAS HERRAMIENTAS QUE DEBE TENER UN CIUDADANO PARA RESPONDER A LOS DESAFÍOS DE LA VIDA COTIDIANA)

    Equipo directivo

    Estamos convencidos de que la escuela debe educar para la democracia. Pero desgraciadamente las estructuras escolares cada vez son menos democráticas. Desde hace ya demasiados años estamos asistiendo a una progresiva jerarquización de los centros educativos. Por ello creemos que hay que hacer todos los esfuerzos posibles por fomentar una mayor participación y peso del claustro de profesores en particular, y, en general, de toda la comunidad educativa en todo lo que atañe a la toma de decisiones en sus respectivos niveles. Apostamos también por una limitación temporal de los cargos directivos a dos mandatos. Ello permitiría la renovación de equipos y proyectos.

    La elección del director debe ser por concurso de méritos (baremos mínimos definidos por la Administración pública) pero se ha de incrementar el peso del claustro de profesores y del resto de la comunidad educativa. Nadie mejor que el claustro conoce a los candidatos a los que se les confía el mandato la responsabilidad de coordinar la vida de un centro educativo.

    ¿Cómo fomentar la cultura democrática en los centros?

    Asegurar la representatividad del profesorado en todos los órganos colegiados del centro incluido los órganos de coordinación docente definidos por las Administraciones autonómicas (como es el caso del Equipo técnico de coordinación pedagógica o el departamento de Formación, evaluación e innovación educativa). En el caso del Equipo técnico de coordinación pedagógica en la mayoría de los centros los coordinadores de área son elegidos a dedo por la directiva, que copa así todo es el espacio de la representatividad. Por ello y para evitar el clientelismo se ha de garantizar la objetividad en la designación de los coordinadores de todos los órganos de coordinación docente.

    Por otra parte, ¿cómo se puede educar para la democracia si se recortan las atribuciones del claustro y del Consejo Escolar como ocurre en la Lomce?

    Por ello estimamos que todos los programas educativos y las líneas de actuación pedagógica en el centro deben estar sometidas al refrendo de la comunidad educativa.

    Calidad lo mejora de la educación

    Por último en la red de centro de cada comunidad educativa hay algunos centros, generalmente con un ISC muy bajo, que están destinados a ser meros centros de tránsito y dónde la estabilidad de la plantilla es totalmente precaria. Apostamos por incentivar de alguna manera la permanencia en estos centros. Si la educación pública tiene un carácter inclusivo y compensador es en estos centros dónde hacen falta proyectos, formación, ideas innovadoras y voluntad y entusiasmo por parte de los docentes para afrontar los retos que se les plantea. Incentivar mediante reconocimientos profesionales y económicos estos puestos de difícil desempeño significaría atajar el problema en su raíz.

  3. Estimado Sr. Marina:
    En primer lugar, agradecerle la posibilidad que nos ofrece de poder expresar nuestras opiniones y propuestas, aunque bien es cierto, que tengo muy serias dudas que esto sirva para algo ni siquiera de si alguien va a leerlas, más que los “incautos” que hemos dedicado unos minutos a escribirlas.
    Para mejorar el sistema educativo, la calidad de la educación, pienso que no hay que preguntar a ningún “experto”, ni dejarse llevar por las opiniones de análisis comparativos, ni mucho menos por la OCDE y su competitividad, que no son más que herramientas de la “escuela económica de Chicago”. Es muchísimo más sencillo que todo eso. Paso a redactar mis propuestas de mejora, que son como se dice vulgarmente “de cajón”.
    Es tan simple, como limitar la ratio de alumnado (primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional) a quince alumnos máximo.
    Dotar de los medios que los currículos, suponen en el aula y no lo están. Atender a las demandas de medios que solicita el profesorado. Lo que no puede ser es que para tratar de conseguir los objetivos marcados, tengamos en muchas ocasiones, poner los medios (como suena, no me he equivocado) los propios profesores.
    Formar al profesorado en aquellas materias que el mismo solicite. Claro está, para esto habrá que preguntar al profesorado, no ofertar de forma impositiva, cursos que muchas veces no sirven para aplicarse en el aula y no favorecen más que determinadas empresas que se dedican a “la formación”. No puede ser, que para formarse en materias específicas (caso de formación profesional) tengamos que buscarnos los cursos por nuestra cuenta y pagarlos nosotros mismos. Es una auténtica vergüenza.
    Recuperar los centros de formación que había en la década de los 80, donde había profesores que se dedicaban en exclusiva a la formación de otros docentes. Ellos se actualizaban y luego transmitían los conocimientos al resto, pero de forma que ya estaba implícita la aplicación de los mismos en el aula. Ahora mismo, la mayoría de los ponentes en cursos de formación, no conocen las aulas desde hace mucho tiempo, con lo que la visión que tienen de la misma está desvirtuada.
    Propia seguir escribiendo propuestas, pero temo que estoy perdiendo el tiempo. Aun así, le propongo otra. Cuando el gobierno haya aplicado las propuestas que he escrito más arriba, entonces sí, sí que me podrán evaluar y ver si soy o no, adecuado para la docencia. Mientras,… ¿son ellos los más adecuados para dirigir nada?, quizá también habría que evaluarlos y lo mismo nos llevábamos una sorpresa, aunque a estas alturas ya pocas nos sorprenden.
    Nada más de momento, logren aplicar las medidas que propongo y entonces, estoy a su disposición, cuenten conmigo.
    Saludos y gracias de nuevo si es que al menos leen nuestras opiniones.

  4. La primera propuesta es quitar la burocracia cada vez más engordada por las comunidades autónomas. Los profesores tienen que dedicar sus horas a burocracia alejada de la realidad del aula. Los profesores deben dedicar sus horas a preparar actividades creativas e intentar conseguir el máximo de alumnos y lo que están haciendo es papeleo para la administración. Cuando un inspector evalúa a un maestro o centro, no se fija en que actividades hace o en como imparte sus clases, sino que pide papeles y papeles. Si esa es la forma de evaluar al docente mal vamos y peor iremos.
    Pregunte a los profesores cual es el mayor impedimento en su profesión y no le dirán ni padres, ni alumnos, le dirán la burocracia, el papeleo alejado del aula y los continuos cambios de leyes y de nombre de algunos términos educativos grandilocuentes.
    En resumen todo debe ser más sencillo. Unos contenidos claros para impartir y unos profesores dedicados a lo suyo y no a la burocracia y evaluar lo que hace el profesor en el aula y no en los papeles.

  5. En primer lugar me gustaría felicitarle efusivamente por su iniciativa, que espero con todas mis ganas alcance sus resultados o que, al menos, suscite un debate público sobre nuestro sistema educativo, que a todas luces necesita ser reformado, sin culpar a nadie de sus deficiencias evidentes, sino buscando soluciones y un futuro mejor para todos los que en el futuro deban pasar por él, en definitiva, un futuro mejor para nuestro país.
    Sin embargo, me temo que su propuesta ya desde inicio tiene poderosos enemigos. Leyendo muchos de los comentarios publicados en esta página y algunos otros en el encuentro digital que tuvo lugar en El País, sus primeros enemigos van a ser los propios profesores, que se han sentido atacados (a mi modo de ver injustificadamente) por su propuesta.
    Por ello creo que sería imprescindible convencer al profesorado, a través de sus sindicatos o asociaciones, para que en lugar de rechazar su participación en el proyecto de mejora de nuestro sistema educativo, participen en él con propuestas constructivas. Sin ellos, va a ser imposible llevarlo a cabo.
    Por otra parte, me permito sugerirle que este Libro Blanco sea facilitado a todos los partidos políticos que se presentan a las próximas elecciones, a fin de que también ellos puedan participar, ya que en caso contrario lo descalificarán acusándole de ser un proyecto de un partido, el PP que es quien al parecer lo ha encargado.
    Creo que se trata de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación y este podría ser el primer paso.
    En cualquier caso, le reitero mi agradecimiento por haber lanzado este proyecto. Como padre de un alumno de 3º de ESO (en un Instituto Público) y de otro que aún está en Infantil (en un colegio concertado) le deseo el mayor éxito posible.

  6. Manuel Pérez Andría

    Sr. Marina:
    La hoja de ruta del sistema educativo, que le ha encomendado el Ministerio de Educación, requiere algo más que construir el Libro Blanco de la Profesión Docente, puesto que, los profesores son un eslabón más en la cadena educativa o escolar. Pero, antes de expresarle mis pensamientos, desearía rendirle un homenaje y darle las gracias infinitas, a la comunidad dedicada a la enseñanza, por su labor y entrega, no siempre reconocida, y muy señalada como responsable del mal funcionamiento del sistema educativo, mejor dicho, del sistema escolar, que hay implantado en España, y en otros muchos países desarrollados. Y al mismo tiempo, pedirle a usted que, cuando lea dichos pensamientos, no los interprete cómo una crítica destructiva, sino, como la aportación de un colaborador. Dicho esto, Sr. Marina, no tengo claro que el Libro Blanco de la Profesión Docente sea el único documento que necesite usted para desarrollar el supuesto sistema educativo, si bien, podría ser el lugar donde recoja la planificación, estructura y organización de la profesión docente. Creo, también, que deberían ser los docentes los que confeccionaran su propio Libro Blanco, y así, agregarlo al Libro Blanco sobre la Educación, el cual, debiera recoger, también, los Libros Blancos de otras comunidades educativas como la familiar, la política, la cultural…y así, en su conjunto resultara el único Libro Blanco sobre la Educación que debiera existir. Mi primer pensamiento, y que llevo madurándolo, hace ya muchos años, es que lo que se utiliza, para planificar, estructurar y organizar la Educación, en España y en muchos países desarrollados como EEUU, Alemania, Francia, Japón, Inglaterra…, son sistemas escolares (no sistemas educativos) que escolarizan pero no educan. Se puede decir que son válidos para formar personas, que posteriormente, ocupen ciertos puestos de trabajo. De tal manera que, lo que se hace realmente, es implantar la Escolarización o sistema escolar. Por ello, para entender la diferencia entre ambos sistemas (educativo o escolar), se hace necesario definirlos y plantear sus problemas.
    Por una parte, los sistemas escolares públicos, se definen, cada uno de ellos, como el invento que han implantado, en los países desarrollados, las personas ricas, las poderosas, las manipuladoras de pensamientos, y las aprovechadas de las circunstancias, a partir del año 1945, una vez terminada la II Guerra Mundial, para seleccionar a las otras personas, en unas determinadas etapas de sus ciclos vitales, para así, emplearlas en sus cadenas de producción, y obtener los beneficios suficientes como, para que se conviertan cada vez más ricas y poderosas, sin importarles las condiciones de vida de las personas que trabajan ni de las que no han sido seleccionadas. Los sistemas escolares privados, de siempre han existidos, pero solo podían y pueden acceder los ricos y poderosos, y sus descendientes. Desde hace algunos años se han inventado los sistemas escolares concertados, vamos, una mezcla entre los sistemas escolares públicos y privados. Con el desarrollo de estos tres tipos de sistemas escolares, se ha pretendido educar a toda la población española, y a la de los demás países, promulgando leyes tras leyes, sin que diera resultados positivos, en ningún caso. Todo lo contrario, se abre cada vez más la diferencia entre ricos y pobres.
    Por otra, los sistemas educativos, que dicen, que están implantados, no están definidos, porque, realmente no existen, aunque en su lugar lo ocupe un sistema escolar nacido del gobierno que presida en esos momentos a la nación. Se inicia cuando un partido político después de unas elecciones generales, gana, entonces, el Presidente elegido designa al Ministro de Educación, no siempre con las capacidades y competencias educativas y/o escolares adecuadas. Dicho Ministro, suele desmantelar lo realizado por su rival anterior por pertenecer a otro partido que no es el suyo, e implanta sus ideas no siempre acertadas a las necesidades educativas del país. Y así, empieza a desgranarse por todo el país, todo el peso burrocrático y administrativo, hasta llegar a los sufridos profesores que han de enseñar unos conocimientos planificados por los cerebros pensantes del Ministerio, aunque eso sí, refrendado por el Parlamento o Congreso de los Diputados, sin saber o sin querer saber, las verdaderas las necesidades de los docentes, de los discentes y de los progenitores o tutores familiares.
    Sin embargo, un sistema educativo, real, sería el que contemplara el rol que ha de desempeñar cada ciudadano en el contexto mundial, teniendo en cuenta que, el objetivo de cualquier ciudadano debe ser el alimentarse para poder trabajar en su formación, y posteriormente, poderse educar para el trabajo que le permita sus capacidades, de tal manera que, con sus beneficios obtener los alimentos necesarios para no morir por inanición. Este es el único sentido que tiene cualquier ser humano en la Tierra. Desde el origen de la persona, han existido múltiples formas de alimentarse, requiriendo una planificación, estructura y organización, según el lugar y la época, que le haya tocado vivir. Y también, que las personas han tenido que relacionarse entre ellas, para obtener los valores o cosas valiosas que les permitieran y les permitan obtener alimentos. Esa relación debió estar reflejada en el sistema educativo de cada lugar y época, y a su vez, todos ellos, debían y deben, ir encaminados a preservar la vida de todos los seres vivos. En un momento determinado de la historia de la Humanidad, esos sistemas educativos debían y deben haber sido asimilados por las personas mayores, para transmitírselos a sus descendientes de generación en generación. Sin embargo, la desigualdad física y mental, de un ser vivo respecto a todos los demás, provocó que unas cuantas personas implantaran, en cada lugar y época, el Patriarcado, como modelos de vida y como modelos de hombre, afectando dicho sistema organizativo, a cada grupo social que fue apareciendo en el contexto mundial. El resultado, en los tiempos actuales, es que hay múltiples Patriarcados enfrentados entre sí, e incluso, dentro de cada Patriarcado hay sus diferencias. El Patriarca dicta una serie de leyes y normas para que se cumplan por las buenas o por las malas, existiendo en todas las facetas la bipolaridad de pobres y ricos.
    Para ello, las propuestas que puedo presentar para incluir en el Libro Blanco sobre la Educación serían para desmantelar paulatinamente los diferentes Patriarcados, porque éstos no reconocen la posible existencia de sistemas educativos.

  7. Manuel Pérez Andría

    Sr. Marina: dijo usted en una carta, que cualquier reforma educativa debía basarse en el profesorado: contar con él, planificar bien su formación, hacer el diseño de una carrera profesional docente atractiva, realizar una selección de los mejores…, vamos, que habría que construir el Libro Blanco de la Profesión Docente para que emane de él, el sistema educativo que se necesita la Sociedad española. De hecho, los temas que se están tratando en ese Libro Blanco de la Profesión Docente, van en ese sentido, según su índice actualizado. Sin embargo, no contempla la problemática de los otros colectivos que intervienen en la Educación. Por lo que le pregunto: ¿Son los docentes los que confunden la Escolarización con la Educación? ¿Son los docentes los responsables de lo mal planificado, mal estructurado y mal organizado que está el sistema educativo español, implantado por los distintos gobiernos que han existido y que existe?, no solo en España, sino, en los demás países desarrollados. ¿Será que los conocimientos que se imponen en las guarderías, escuelas, institutos, universidades y escuelas técnicas, no corresponden a los que se necesita para educarse? Y se esté confundiendo Educación con Escolarización. Así, la escolarización pública, sin olvidar a la escolarización privada, ¿se puede definir como el invento que han implantado, en los países desarrollados, las personas ricas, las poderosas, las manipuladoras de pensamientos, y las aprovechadas de las circunstancias, a partir del año 1945, una vez terminada la II Guerra Mundial, para seleccionar a las otras personas, en unas determinadas etapas de sus ciclos vitales, para así, emplearlas en sus cadenas de producción, y obtener los beneficios suficientes como, para que se conviertan cada vez más ricas y poderosas, sin importarles las condiciones de vida de las personas que trabajan ni de las que no han sido seleccionadas?

  8. Manuel Pérez Andría

    LOS DOCENTES NO SON LOS ÚNICOS RESPONSABLES
    Cuando terminé de leer la entrevista que se le hizo al Sr. Marina, en el Diario de Cádiz el 14-11-2015, hice dos cosas: una, mandar unas líneas a cartas@diariodecadiz.com (fue publicada 17-11-2015), y otra, dirigirme al Sr. Marina a través del correo que expuso en la entrevista, o sea, libroblanco@joseantoniomarina.net. (Me contestó el Sr. Marina 18-11-2015). En ambos casos, deseo agradecer la oportunidad que me brindaron para poder participar en el diseño de la hoja de ruta del sistema educativo. El Sr. Marina, me propuso este enlace, en donde podía incluir mis propuestas https://www.joseantoniomarina.net/proyecto/libroblancodocente/ Una vez en él, comprobé que no era el lugar donde se estaba marcando la hoja de ruta del sistema educativo, sino donde se estaba construyendo el Libro Blanco de la Profesión Docente. Allí, decía y dice, el Sr. Marina: que todo empezó antes del verano del 2015, cuando escribí una “Carta al nuevo ministro de Educación”, publicada en El Confidencial. Entre otras cosas, dijo en esa carta, que cualquier reforma educativa debía basarse en el profesorado: contar con él, planificar bien su formación, hacer el diseño de una carrera profesional docente atractiva, realizar una selección de los mejores…, (vamos, que a los únicos que habría que reciclar fuera a los docentes). Al día siguiente, me llamó el Ministro de Educación para proponerme que redactara el Libro Blanco de la Profesión Docente, aunque apremiándome, para que la redacción inicial, estuviera terminada a finales de Noviembre de 2015, y así intervenga en el debate educativo de la campaña electoral del 2015, ya que, por la proximidad de elecciones generales, y el no saber si iba a permanecer en el Ministerio, le interesaba dejar el tema, al menos, planteado. Al Sr. Marina, le preocupaba la premura de tiempo, la cercanía de las elecciones, y sobre todo, mantener su independencia profesional. El tema, obviamente, le interesaba mucho, por lo que le dijo sí al Ministro. Pero, ¿De qué temas debería ocuparse el Libro Blanco de la profesión Docente? Hasta aquí todo normal, excepto, que los temas que se estaban tratando en ese Libro Blanco de la Profesión Docente, seguían siendo los de siempre, o sea, los que confunden la Escolarización con la Educación, tratando de responsabilizar a los profesores, principalmente, de lo mal planificado, mal estructurado y mal organizado que está el sistema escolar, implantado por los distintos gobiernos que han existido y que existe, no solo en España, sino, en los demás países desarrollados. A título de ejemplo, defino a la escolarización pública, sin olvidar a la escolarización privada, como el invento que han implantado, en los países desarrollados, las personas ricas, las poderosas, las manipuladoras de pensamientos, y las aprovechadas de las circunstancias, a partir del año 1945, una vez terminada la II Guerra Mundial, para seleccionar a las otras personas, en unas determinadas etapas de sus ciclos vitales, para así, emplearlas en sus cadenas de producción, y obtener los beneficios suficientes como, para que se conviertan cada vez más ricas y poderosas, sin importarles las condiciones de vida de las personas que trabajan ni de las que no han sido seleccionadas. Por falta de espacio no puedo seguir transmitiendo mis teorías, aunque desde aquí hago una llamada a la comunidad educativa, (a la UCA, a la UNED…) para que cada colectivo interviniente en la Educación, empiece, lo antes posible, con las aportaciones de sus pensamientos, y así, poder construir el Libro Blanco de la Educación que tanta falta nos hace, sus conclusiones, para llevar a cabo las tomas de decisiones oportunas.

  9. Manuel Pérez Andría

    Sr. Marina:
    Leída la entrevista que le realizaron el 14-11-2015 en el Diario de Cádiz me propuse ponerme en contacto con usted, con objeto de aportarle mis pensamientos acerca de la Escolarización y de la Educación. Escribí a cartas al Director, en los términos que expreso anteriormente, siendo publicada dicha carta el 17-11-2015.
    Mi interés consiste en poder aportar algunas ideas en el Libro Blanco de la Educación, las cuales, las he ido recopilando durante años atrás, en función de mis experiencias personales.
    Si en el desarrollo de la hoja de ruta que le ha encargado el Ministerio de Educación, pueda tener cabida alguna de mis propuestas, le ruego, se ponga en contacto conmigo, para que se las envíe.
    A título de ejemplo, defino a la Educación y a la Escolarización, en mi libro Consejos para evitar el fracaso educativo y el fracaso escolar, Guía Práctica, como:
    000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
    ¿QUE ES LA EDUCACION?
    000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
    La Educación es el efecto diferenciador que se da en la persona, cuando su desarrollo pasa a un estado de mejor condición física, psíquica y social,
    Debido a la capacidad para adquirir competencias, aptitudes, sensaciones, emociones, sensibilidades, motivaciones, capacidades, habilidades, virtudes, cualidades, conocimientos, actitudes, pensamientos, comunicaciones, informaciones…
    Contraídas de forma innata, congénitas, heredadas, y/o adquiridas, a titulo individualizado, o en los grupos sociales: familiares, escolares, laborales, de ocio, políticos, económicos, culturales…,
    A través de un proceso global, dinámico, flexible, democrático, activo, planificado, sistematizado, racionalizado
    Orientando el proceso al logro de la autorrealización e inserción activa de la persona en la Naturaleza, Sociedad y Cultura, basado en el humanismo, complementando a éste, con lo científico y /o técnico
    Para la optimización integral e intencional que se lleva a cabo en la persona, de forma continua, permanente, a lo largo de toda la vida, en todas las etapas del ciclo vital
    Empleando métodos educativos para el reciclaje permanente de la estructura y funcionamiento del sistema educativo y del sistema escolar,
    Y así afrontar los cambios rápidos que la Sociedad Universal experimenta
    000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
    ¿QUÉ ES LA ESCOLARIDAD PÚBLICA? Y ¿QUÉ ES LA ESCOLARIDAD PRIVADA?
    000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
    La escolarización pública se puede definir como, el invento que han implantado, en los países desarrollados, las personas ricas, las poderosas, las manipuladoras de pensamientos, y las aprovechadas de las circunstancias, a partir de la II Guerra Mundial, para seleccionar a las otras personas. En unas determinadas etapas de sus ciclos vitales, para así, emplearlas en sus cadenas de producción, y obtener los beneficios suficientes como, para que se conviertan cada vez más ricas y poderosas, sin importarles las condiciones de vida de las personas que trabajan ni de las que no han sido seleccionadas.

  10. Manuel Pérez Andría

    Sr. Marina
    Después de leer los comentarios realizados sobre su Libro Blanco de la Profesión Docente, quisiera expresarle todos mis respetos, e incluso, les recomiendo a todas aquellas personas que han criticado su labor no muy ortodoxamente, que por ser usted una persona preocupada por el tema de la Educación, pero no acorde a los intereses particulares de ellas, moderen las formas de sus disconformidades. Sr. Marina, su opinión y su forma de hacer, en el mundo de la Educación, deben estar sujetas, al igual que en las demás personas, a una constante revisión, puesto que se pone en juego, el éxito o fracaso de las demás personas. Por eso, la crítica fácil la puede hacer cualquiera, sin embargo, combinar la pluralidad de ideas es tremendamente difícil. En mi caso particular, quiero presentarle a la comunidad educativa, mi teoría, en este caso de la Educación, en el sentido de que, lo que existe en ESPAÑA y en la mayoría de los países, principalmente, en los desarrollados, no son sistemas educativos, sino, sistemas escolares. Una vez expuesta y comprobada la veracidad de mi teoría, soy consciente de que no sería posible el cambio de la noche a la mañana, de unos sistemas por otros, pero sí, empezar a construir el Libro Blanco sobre la Educación respondiendo a las demandas que las distintas Sociedades requieran.
    Se sabe que los sistemas escolares de siempre, sean públicos o privados, tienen una serie de problemas que resolver como son: pero, antes advertir que, los títulos que aparecen le dan nombre a bloques de problemas; 1º.-su propia definición ¿qué es la escolarización?; 2º.- ¿Qué hacer con las personas que no pasan todos los niveles de la Escolaridad? Y ¿Con las personas que nunca fueron escolarizadas en ningún nivel de los establecidos?; 3º.- ¿Cómo buscar una nueva estructura de las Escuelas?; 4º.- ¿Cómo gestionar los sistemas escolares?; 5º.- Los problemas de la escolarización en el mercado de trabajo; 6º.- las leyes promulgadas; 7º.-otros problemas de la escolarización;
    Pero lo fundamental, para construir el Libro Blanco sobre Educación, haría falta reconocer los problemas que acechan a la Educación en las distintas Sociedades como son: pero, antes advertir que, los títulos que aparecen le dan nombre a bloques de problemas; 1º.-Las consideraciones a tener en cuenta en el planteamiento de cómo desarrollar la Educación Permanente (EP); 2º.-Los principios básicos en los que se debe fundamentar la EP; 3.-Las finalidades a perseguir por la EP; 4º.-Se debe conseguir a través de la EP la plena participación e integración de las personas; 5º.-Los valores o cosas valiosas que debe tener en cuenta la EP; 6º.-La igualdad de oportunidades a conseguir por la EP; 7º.-Las lacras a erradicar a través de la EP; 8º.-Las dimensiones que debe abarcar la EP; 9º.Llas teorías en las que se basa la EP; 10º.-Otros problemas de la EP;
    Y solo así, la persona educada, podrá responder a las siguientes cuestiones: pero, antes advertir que, los títulos que aparecen le dan nombre a bloques de problemas; 1.- cuál es el origen del Universo; 2.-cuál es el origen de la Tierra; 3.-cuál es el origen de la Persona; 4.-por qué está organizada, las distintas Sociedades, según unos modelos de vida y de hombre: Los Patriarcados; 5.-por qué no existe una Lengua Humana Universal; 6.-por qué no se sabe utilizar todas las informaciones existentes; 7.-por qué no se sabe manejar todos los medios de comunicación; 8.1.-por qué está organizada la familia según el Patriarcado; 9.-por qué no desaparecen los partidos políticos de hoy, año 2015; 10.-por qué no se cambia el llamado presupuesto, por listas de ingresos-gastos-saldo; 11.-por qué no hay trabajo para cada persona; 12.-por qué no se separa las actividades religiosas de las actividades de las distintas Sociedades laicas; 13.-por qué se dice que en las Guarderías, Escuelas, Institutos, Universidades y Escuelas Técnicas, se imparte educación; 14.-por qué no hay infraestructura para formar a las personas y así, estén educadas; 15.-por qué los seres vivos tienen la necesidad de abortar a otros seres vivos; 16.-por qué existen los valores o cosas valiosas, y los antivalores o cosas no valiosas; 17.-por qué existen las enfermedades en los seres vivos; por qué…

Escribe una respuesta a José Manuel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar.

© Todos los derechos reservados - Texto legal