Imprimir

Tesis nº 23

La capacidad de autocontrol ha mejorado por presión social, y debe ser aprendida por cada individuo humano.

2 comentarios

  1. Ha mejorado en la filogenia por presión social y ambiental. Está instrumentalizada como capacidad mental que, para desarrollarse necesita de la interacción social. Es decir, es aprendida pero posibilitada por una fisiología desarrollada para ello.

    Lo de que ha mejorado es cierto, pero debe matizarse, igual que lo de presión. La interacción social posibilita el autocontrol, pero a su vez, cuando el autocontrol existe, el individuo decide qué parte de la presión social acepta y cual no. Todos conocemos casos en que la presión social empeora el autocontrol.

    • Parece bien confirmado que el cerebro humano ha evolucionado socialmente, es decir, que una parte de sus estructuras neuronales han aparecido presionadas por el entorno social. Los psicólogos evolucionistas ponen en relación el tamaño del cerebro con el tamaño del grupo con el que tiene que interaccionar un individuo. Otro ejemplo: el lenguaje. En este momento, nuestra inteligencia es estructuralmente lingüística. Un tercer ejemplo: la inteligencia ejecutiva, la parte más elaborada del cerebro, se ocupó de controlar el comportamiento pasional porque al grupo le resultaba imprescindible. Estos son datos estructurales que surgen de la sociedad, pero que permiten al individuo independizarse de la misma sociedad de la que ha emergido. Es el bucle prodigioso.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal