Imprimir

Tesis nº 4.1

Llamamos motivación al origen de nuestro comportamiento consciente. Motivación es un concepto que incluye tres factores: deseos, metas y circunstancias facilitadoras.

11 comentarios

  1. Me estaba planteando si la motivación es parte o resultado de la inteligencia. Mi conclusión es que tiene que ser parte de la inteligencia. Seria fácil decir, ya que la finalidad de la inteligencia es dirigir la acción y la motivación es el inicio del comportamiento, que la motivación es fruto de la inteligencia. Pero precisamente, como el origen del comportamiento consciente es la motivación, la inteligencia la necesita para poder dirigir la acción. Tal como yo lo veo, la forma de integrar ambas afirmaciones es pensar la motivación como parte de la inteligencia.

    Me ha venido a la cabeza la expresión tan repetida de que los buenos maestros deben saber motivar a sus alumnos. Si mi consideración anterior es correcta, esta expresión tendría una traducción más poética; un buen maestro debe despertar la inteligencia de sus alumnos.

  2. La motivacion es nuestra fuente de energia mental para actuar. La fuerza de esa motivacion es la suma de los deseos , los incentivos y de algunas circunstancias facilitadoras, ( parafraseando a JA. Marina), como sentir que esas circunstancias estan a nuestro favor , ser optimista en esta situacion, y no verle muchos ” peros”, y tener la esperanza de que esa meta es lograble .
    Pienso que esa motivacion vendria dada por la conjuncion entre la inteligencia ejecutiva que ha analizado y sopesado aquellas emociones e inclinaciones , deseos y preferencias que previamente la inteligencia generadora ha captado y las ha archivado en el disco duro como proyecto en potencia .
    En cualquier caso la motivacion vendria dada por la suma de las 2 inteligencias, entiendo que la que mas fuerza tiene a la hora de influir en la motivacion seria la inteligencia ejecutiva , que como tal , es la que ha analizado las posibilidades de esas circunstancias facilitadoras , y la ha visto viable .

    • Contesto a Victor y a Adela. Durante mucho tiempo se había elaborado una idea de la inteligencia fundamentalmente cognitiva y racional. El campo de los deseos/motivaciones y de los sentimientos, estaban excluidos de ese concepto de inteligencia porque perturbaba la razón. Cuando hace años triunfó la moda de la inteligencia emocional fue porque venía a llenar un vacío monumental. El conocimiento no es un estado, sino un proceso. Hacer matemáticas o filosofía es una actividad, y no se hace si no se está impulsado por deseo. La definición de la inteligencia como la capacidad de dirigir el comportamiento me parece completa porque incluye también la dirección de las actividades cognitivas. Al considerarla así, una de las funciones de la inteligencia es controlar, dirigir, y estimular la motivación. Esa es la función de la inteligencia ejecutiva. Los deseos emergen de la inteligencia generadora, y la inteligencia ejecutiva los inspecciona, los evalúa, y los bloquea o los deja pasar. Es evidente que la inteligencia ejecutiva tienen mayor o menor fuerza. Una persona impulsiva tiene un déficit en la función inhibitoria, una drogodependiente puede tambien tener limitadas sus funciones ejecutivas, y un paciente con algún síndrome frontal puede por ejemplo ser incapaz de mantener las metas en la memoria de trabajo. La vieja distinción de las facultades del alma -memoria, entendimiento y voluntad- ha sido superada: la memoria, el entendimiento y la voluntad(inteligencia ejecutiva) no pueden separarse. La inteligencia ejeutiva funciona como un bucle. Surge e la inteligencia generadora, pero reobra sobre ellamodificandola. Es un tema apasionante, sobre el que os animo a investigar.

      • Quizá ando un poco perdido o confundido. Quizá lo que me falta es una definición clara de los términos motivación, voluntad e impulso. Desde mi perspectiva, la motivación es un acto consciente que va más allá del deseo o el impulso y distinto de la voluntad.

        Por ejemplo, una persona puede estar muy motivada a dejar de fumar porque es consciente del daño que ello le causa, incluso sin necesidad de haber sufrido ningún episodio grave de salud, simplemente por disponer de un conocimiento de las consecuencias que tiene fumar y haber realizado un proceso de reflexión consciente. Por otro lado tiene que vencer el deseo o el impulso de fumar, y ello durante un período largo de tiempo.

        Tal como yo lo interpreto, esta persona tiene la voluntad (determinación, intención) de dejar de fumar, como resultado de un acto de reflexión consciente y racional (que es lo que yo entendería por motivación), teniendo que vencer repetidamente a un impulso de querer fumar, en base a ese objetivo fijado de dejar de fumar.

        En este ejemplo, ¿discrepáis del sentido que le he dado a los términos descritos? ¿En que punto hace aparición la inteligencia?

  3. La motivación es clave en el comportamiento humano, porque lo energiza y lo conduce hacia un objetivo deseado, pienso que este proceso consciente o inconsciente adopta conductas orientadas a conseguir determinadas metas. La motivación es un proceso dinámico, es importante esto que dices “los buenos maestros deben saber motivar a sus alumnos” el liderazgo que ejerce el maestro es otro elemento motivador muy importante.

  4. Necesitamos la motivación a la hora de actuar porque el Estímulo no es suficiente para producir una Respuesta, tal y como sucede en el comportamiento animal, regido por los instintos, que funcionan de forma análoga a un acto reflejo. Nosotros deliberamos (aunque sea una fracción de segundo), en numerosas ocasiones. Aunque hay que tener presente que, muchas veces nuestro inconsciente decide de forma automática, lo que la consciencia razona posteriormente. Esta deliberación permite que una acción actual forme parte de una planificación acerca del futuro. La expresión “pan para hoy, hambre para mañana” quiere prevenirnos ante acciones que pueden parecer beneficiosas en el momento actual, y,. sin embargo, a medio o largo plazo pueden ser perjudiciales. La planificación es la que ha hecho posible la civilización: cultivar hoy para recoger dentro de unas semanas. Satisfacer un deseo, no tiene por qué ser un acto inmediato: para poder comer, cultivamos la tierra con la meta, a medio plazo, de obtener comida.

    • En efecto, la inteligencia humana comienza por ser capaz de bloquear la respuesta a un estímulo, que de esa manera queda convertido en “objeto” que se puede analizar. A partir de esa capacidad tan pequeña, los humanos hemos construido un complejo sistema de autodeterminación. Como tendremos ocasión de comentar, lo que llamamos “libertad” es un proceso de liberación, progresivo, culturalmente promovido, y precario. Por poneos un ejemplo de esa complejidad, los neurólogos, a partir de Libet han corroborado experimentalmente que las neuronas de las zonas premotoras del cerebro se disparan unos 200 milisegundos antes de que tomemos la decisión de hacer un movimiento. Como por otra parte es lógico, la actividad neuronal es previa a la conciencia producida por esta activación. Es decir, nuestra conciencia va siempre un poco retrasada. Un bello problema filosófico.

  5. La motivación proviene de la relevancia que le damos a un objetivo. Se priman los patrones que tienen que ver con ella en el “caldero” de nuestra mente e, inevitablemente se generan deseos, caminos, soluciones,…material para inteligencia o inteligencia misma.

  6. La motivación como el otorgar a nosotros mismos u a otros motivos. Encontrar razones y asirnos a estas. Dar motivos es la tarea del motivador. Motivos que van desde principios y nos llevan a fines. Motivos fundamentales o “fundantes” y otros más en la línea del contexto, de la circunstancia, del momento. Los pilares y los andamios que provisionalmente nos dan sustento a nuestras acciones y horizonte a nuestros deseos, sueños, … A nuestras representaciones mentales que se hablaba en otra de las tesis.

  7. Bueno para mi la motivación tiene más que ver con la finalidad de alcanzar un objetivo determinado, la diferencia entre deseos y metas es para mí un poco difusa, deseo podría ser el impulso inmediato para realizar la acción y meta es lo que deseamos obtener como resultado. Las circusntancias facilitadoras o el contexto es también determinante, ya que aunque queramos saltar 5 metros de altura, es evidente que si no disponemos de una catapulta o algo semejante va a ser imposible.
    Para que algien este motivado deben darse las tres circunstancias: debe desearlo para iniciar la acción, debe tener una meta u objetivo al finalizarlo y las circunstacias deben permitirlo.
    En el caso de la educación, motivar a los alumnos es complicado debido a la diversidad del aula, pero cuanto más acerquemos y facilitemos el contexto para hacerlo, más claramente expresemos el objetivo o meta a conseguir más fácil va a ser conseguir que el alumno desee hacerlo y por tanto este motivado.
    Es decir, que en educación debemos pensar al revés. Empezar por el objetivo y mostrarlo como deseable, facilitar los conocimientos para alcanzar el objetivo y finalmente dejar que los alumnos deseen ejecutarlo.
    Por ejemplo, un problema de matemáticas:
    El señor Pepe tiene que comprarse un coche, ve un anuncio de un coche que vale 10.000 Euros y le hacen un descuento del 10% ¿cual es el precio final del coche?
    No es lo mismo (para chavales) que:
    Me voy a comprar una Playstation que vale 300 Euros, he visto una oferta del 10% si la compro hoy ¿cuanto me costará si la compro hoy?
    A mi parecer, la motivación para realizar el ejercicio cambia radicalmente ¿o no?

    • El tema de la motivación es complejo. Fue un concepto relativamente reciente, que se inventó para explicar la intensidad y dirección del comportamiento. Es el resultado de varios factores. Uno, subjetivo (el deseo, el impulso, el drive,); otro, objetivo (la meta, el incentivo, el reforzador). Ambos están en relación, pero pueden actuar de diferente manera. El hambre es un deseo de comer, que hace apetecible la comida. Pero también lo apetecible de la comida puede despertar el deseo de comer. Todavía he señalado un tercer factor, al que he llamado “facilitador”. Son facilitadores, la creencia en que podré conseguir el objetivo, o la poca dificultad, por ejemplo. Esos tres elementos constituyen la “fuerza de motivación”. Para complicar más las cosas, normalmente estamos sometidos a motivaciones complejas. ¿Que tipo de motivación lleva a una pareja a unirse?¿Que motivación impulsa a un científico a trabajar esforzadamente?
      Por presión cultural, los seres humanos hemos desarrollados eficaces controles de nuestra propia conducta. Son los sistemas ejecutivos del cerebro, que en circunstancia no patólogicas pueden detener la acción. Sólo puede hacerse con las motivaciones conscientes. Cuando lleguemos a los capitulos de la libertad, asunto que preocupa mucho a Jasapski, tendremos que ocuparnos de estos sistema de autocontrol
      Respecto a lo que comentas de la motivación en el aula, decir que los alumnos están desmotivados no es exacto. Ellos están motivados para lo que les interesa y, como es natural, no están motivados para lo que nos interesa nosotros (que estudien). Nuestra tarea es conseguir que lo que nos interesa a nosotros enlace de alguna manera con lo que les interesa a ellos. En esto la profesión docente se parece a la profesión de “publicitario”. Ambas quieren influir en los deseos de sus destinatarios. Suelo seguir las publicaciones de marketing porque son muy astutos “motivando”.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal