Imprimir

Tesis nº 4

La inteligencia humana está movida por grandes impulsos, necesidades, deseos. De forma inductiva –estudiando la riqueza de la experiencia vital- podemos simplificar y afirmar que estamos movidos, además de por las necesidades biológicas, por tres grandes deseos: el de bienestar, el de vinculación social y el de expansión de las posibilidades. Esos deseos se amplían aún más mediante hibridación de los deseos o de los objetivos. El deseo sexual, por ejemplo, es una mezcla de deseo de placer, deseo de vinculación y deseo de poder.

1 comentario

  1. No es tan diferente un deseo de bienestar con una necesidad biológica. Naturalmente no todo puede reducirse a elementos biológicos, pero estos son la base de lo que somos (incluidos los deseos)

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal