Imprimir

Tesis nº 3

La inteligencia humana descubre posibilidades en la realidad. Por eso, la realidad puede definirse por el conjunto de sus propiedades más el conjunto de las posibilidades que en ella encuentra la inteligencia.

21 comentarios

  1. Definir la realidad es extremadamente complicado, yo creo que sería más apropiado definir realidades. Es más, la realidad es un concepto que evoluciona y cambia. Que depende de la persona que este observando y de sus conocimientos. Por ejemplo, un astrónomo mira al cielo y su realidad no es la misma que la realidad que yo observo. Esa misma realidad puede cambiar si el astrónomo me cuenta lo que él ve y yo lo asimilo como verdadero. Para mi una realidad estática no existe.

    • Aun a riesgo de ponerme pesado, vuelvo a repetir que una cosa es la realidad y otra el concepto con que pensamos la realidad. Una cosa es la realidad y otra el mundo que cada uno constituimos. Así pues, lo que llamamos realidad es aquello a lo que nuestro comportamiento y nuestro conocimiento se enfrenta como algo que se le impone. No puedo saltarme la realidad. La evidencia me dice que he tomado a veces como real algo que dependía sólo de mis prejuicios, o de mis miedos, o de mis precipitaciones. Pero esa experiencia del error corrobora que soy y vivo en una realidad que me empuja, me limita, me coacciona, me posibilita. La distinción de Kant entre la cosa en sí y el fenómeno (lo que conocemos e esa cosa) ha sido uno de los descubrimientos consistentes de la filosofía. en este sentido, todos -científicos y filósofos- somos kantianos. Planteas además un problema que me ha preocupado mucho y que no sé si he resuelto bien. Me refiero a la posibilidad de pensar “la realidad” como un todo, enfrentándolo la nada. Aparece aquí un concepto que ya habéis mencionado, y que es a la vez evidente y escurridizo: la existencia. Podemos decir que todo lo real existe. Lo escurridizo del concepto deriva de que nuestra inteligencia está acostumbrada a fijarse en los contenidos, en las esencias, sin interesarse por la existencia. SIn embargo, es un aspecto incluido en la percepción sensible. La percepción nos informa sobre una cosa e incluye la existencia de esa cosa. Por eso, no podemos afirmar la existencia de nada sino somos capaces de relacionarlo, aunque sea a través de muchos mediadores, con una percepción sensible. Eso es lo que ha pasado con el bosson de Higgs, por ejemplo. Hasta que no se ha visto la oscilación de un medidor (percepción física) o se ha registrado una reacción perceptible, no se ha podido pasar de la posibilidad teórica a la afirmación de su existencia. Esta es la aventura de las grandes teorías. Machado lo explicó en un poema un poco ripios, pero muy exacto: “De la mar al percepto,/ del percepto al concepto,/ del concepto a la idea,/ de la idea a la mar,/ y otra vez a empezar”.
      Tuve que enfrentarme al problema de la existencia al estudiar el tema de Dios. Si pensamos como un todo el orden de lo existente, tenemos que atribuirle alguno de os predicados que se suelen atribuir a Dios: ha de ser autosubsistente porque no hay nada que pueda darle la existencia. (!) Si era algo existente,estaba ya dentro del orden de la existencia. (2) Si no existía, no podía causar nada. Afirmé que se podía pensar todo lo existente como una totalidad. No veo razón para negarlo, pero no acabo de ver una corroboración potente de esa afirmación.

      • Desde mi punto de vista cuando pensamos la realidad como un todo enfrentado a la nada estamos haciendo metafísica. Me explico: ¿qué es el todo y la nada sino dos tipos de infinito? No importa lo grande que sea un número, el todo siempre estará más allá de él. Y no importa lo infinitesimal que sea otro en el lado contrario de la escala, la nada siempre será más pequeña. ¿Y acaso hemos descubierto algún infinito en la realidad (o en lo que la mente entiende por realidad)? La respuesta es que no. El infinito sólo existe como abstracción en el pensamiento humano. Cuando en las fórmulas de la física aparecen los infinitos los físicos se echan las manos a la cabeza, intentan renormalizarlas para acabar con ellos, pero si no lo consiguen saben que algo funciona mal en la teoría, que hay algún error, o que la teoría en sí necesita un cambio profundo para poder acceder a nuevas realidades. Se podría pensar que el infinito aparece en el mundo de los conceptos matemáticos, pero no es una vía de acceso directo a la verdad, son sólo un intermediario.
        Entonces, ¿por qué deberíamos utilizar un concepto que como el de “fantasma” no tiene ninguna relación con la realidad que conocemos? La tendencia al infinito es un concepto muy útil porque la naturaleza está llena de bucles, pero el infinito en sí es metafísico. Creo que sobre este error se basa una parte de la historia de la filosofía, en especial el concepto de Ser que arranca de los griegos y llega hasta Heidegger. Y lo mismo le pasa al concepto de “existencia”, históricamente tan relacionado con el de “ser”, pues en ambos casos se conciben como trozos del todo frente a la nada, el “¿por qué hay algo en vez de nada?” de Leibniz. ¿Pero tiene sentido jugar con el infinito como si fuera una realidad más? ¿Tiene más sentido jugar con el concepto de infinito que con el concepto de fantasma? La teología medieval enseguida se dio cuenta de la utilidad metafísica del infinito por eso hizo de Dios un ente que todo lo puede, todo lo ve, todo… Esto es, infinito. Otras nociones del ser como el ser frente a la apariencia o el pensamiento serían derivaciones del concepto límite de ser que a su vez se entiende en relación al infinito de la nada.

        • Con todo el respeto, el concepto de infinito es tan útil como el de número 3. Tan real o tan falso como él. El suponer el infinito nos da una serie de herramientas preciosas para, por ejemplo, calcular áreas. La razón de la longitud de una circunferencia a su radio es 2*pi siempre y en cambio, calcular pi es inabordable con sus infinitas cifras. El infinito nos permite plantear y a la vez resolver la paradoja de Aquiles y la tortuga

          La nada es otra cosa (mejor dicho, ni siquiera es), no debe confundirse con el 0, ni con un punto. ¿Quizás el conjunto vacío? En física parece que la nada no se encuentra, infinitos sí parece haberlos

          • Claro que en matemáticas existe el 3 o el infinito y ambos son muy útiles, pero las matemáticas no dejan de ser un lenguaje, y por lo tanto a pesar de que a muchos matemáticos y físicos les gusta decir que el mundo es matemático no deja de ser igual que defender que el mundo es científico o lingüístico. Sé que es un tema abierto y discutido, pero yo tengo claro este aspecto.
            En la realidad existen tres soles, tres peras, tres coches, pero no existe el 3 sin adjetivo, un 3 absoluto, de la misma manera puede haber progresiones infinitas en cualquier dirección puntual, pero no deja de ser un sinsentido pensar en el infinito sin adjetivo, absoluto, o en el menos infinito, que vendría a ser la nada. Culturalmente el infinito y la nada no están relacionados, pero de la misma manera que antiguamente se pensaba que la inteligencia residía en el corazón. Precisamente mi tesis viene a desenredar las ramificaciones de un mismo concepto mental.

            • Es un hecho discutido y discutible. Si en el mundo sólo existen objetos, el número pi no existe, no es un objeto real. Si admites que en el mundo son reales las relaciones, y no sólo los objetos, vas a encontrar muchas relaciones donde “algo” como pi juega un valor fundamental, se represente así o no. Lo encontrarían los marcianos que, si tuvieran 3 dedos en cada mano igual lo representarían en base 6 y con otros caracteres o telepáticamente, da igual. Las relaciones tienen un carácter real y las expresamos matemáticamente.

  2. La capacidad de la inteligencia de multiplicar la realidad en un momento determinado depende, en gran parte, de la necesidad de superar una situación difícil.Es una riqueza personal que se tiene demasiado abandonada en la vida fácil.

    Muchas de nuestras posibilidades se quedan sin desarrollar porque nos acostumbramos a movernos en en un mundo que se encarga de ofrecernos múltiples opciones o realidades.Sólo cuando, por circunstancias determinadas, tenemos cortado el acceso a las ofertas estandarizadas sacamos nuestros recursos propios para convertirnos en multiplicadores de las realidades a las que si podemos tener acceso.De alguna manera me atrevería a decir, sin generalizar,que las circunstancias duras son las que nos hacen descubrir quienes somos y hasta dónde podemos llegar.

    • Me alegro de que haya salido el tema de la posibilidad. La realidad tiene propiedades, que se convierten en posibilidades cuando las integro en mis proyectos. El mármol adquirió la posibilidad de convertirse en el David de Miguel Angel, gracias a que se introdujo en su proyecto escultórico. Forma parte del “bucle prodigioso” hacer proyectos, que descubren posibilidades en la realidad.Cuando esos proyectos se hacen sobre nosotros mismos, se descubren posibilidades reales de la humanidad. Una de ellas es la libertad. Otras, los derechos, No son propiedades reales, sino posibilidades reales alumbradas por la inteligencia. Y tendremos ocasión de enfrentarnos a ese asunto. Una cosa son las “posibilidades reales” y otras las “posibilidades fantásticas”. La posibilidad de que podamos alimentarnos con arena no es real.

  3. Una realidad estática, efectivamente no existe, pero creo que sólo hay una. Esa realidad incluye una parte que observa al resto, es decir que interacciona con el resto. Las personas cambian con su actividad y el conocimiento es actividad. La realidad está cambiando siempre, pero no todo cambia. Es más, hay cosas que parece que no cambian nunca.

    Si hay cosas que permanecen invariantes en los cambios, se dice que hay simetría respecto a esos cambios. Toda ley física de conservación, es una ley de simetría. Hay variables que dependen del observador, pero conocemos la regla para pasar de un observador a otro. En física hay muchas ecuaciones que expresan leyes que pueden escribirse de forma covariante, es decir que no dependen del lugar del observador en el espacio-tiempo.

    La percepción sí depende de lo que sabemos de antemano, no podemos captar todos los aspectos de la realidad, escogemos los relevantes y “rellenamos” con hipótesis el resto. Las distinciones que podemos realizar en “la escena” dependen de nuestros patrones previos. Los habitantes de pueblos primitivos tienen que aprender a ver dibujos en dos dimensiones de escenas tridimensionales. Al principio no los perciben como representaciones. Sin embargo los trazos son los mismos para ellos que para nosotros.

    Con la ficción ocurre otra cosa curiosa. ¿Qué es una novela? Un objeto en el que podemos leer unas frases que evocan una historia. Pero la novela no contiene todos los detalles. Los escenarios, nuestras convenciones (si se menciona un restaurante supongo que habrá camareros), nos permiten entenderla. pero de una forma distinta a la de otra persona. No podemos, como en la realidad, entrar en la historia para comprobar algún aspecto particular.
    Por ahí se dice que una novela es una co-construcción autor/lectores. Hay muchas interpretaciones, pero no todas son posibles. Por ejemplo, Don Quijote no se casó con Dulcinea ¿no?.

    .

    • Lo que dices del papel del observador en los invariantes físicos es aplicable al tema filosófico de las “perspectivas”. Ortega decía: La sierra de Gredos que veo desde esta ladera no es la misma que la que ve un observador desde la otra. Fundar en la perspectiva una teoría “perspectivista” de la verdad, es una muestra de “filosofía perezosa”. Se puede hacer una teoría no perspectivista de la perspectiva. Creo que en eso estamos.

  4. Estoy de acuerdo con lo expuesto anteriormente, definir la realidad es sumamente complicado. La realidad no es estática y está en constante cambio, nada permanece. Con la inteligencia humana, el hombre intenta saber lo que son las cosas reales. ¿Cuál es, en definitiva, la estructura de la inteligencia humana en cuanto tal? Sabemos que la realidad no solo es el acto elemental de la inteligencia, sino que es un acto exclusivo de ella.

    • No. La realidad no es un acto de la inteligencia. En todo caso, la inteligencia humana es una manifestación de la realidad. Supongo que al hablar de la realidad como un acto de la inteligencia te estás refiriendo a las ideas de Zubiri. Si es así, me lo dices y te digo lo que pienso de esa teoría.

  5. No sera que lo que cambia son las interpretaciones o percepciones de esa realidad , pero la realidad es la misma para todos ???Yo miro al cielo y al mirar sus nubes , su color , evoco un poema que una vez lei , o un momento que una vez vivi . Otra persona levanta los ojos al mismo tiempo que yo , en la misma direccion y simplemente pensara si se avecina tormenta o no . Y otra persona piensa en las estrellas y en la antimateria que hay al otro lado . El cielo es el mismo para todos . El objeto real de contemplacion es el mismo .

  6. Si la realidad es una sola y son múltiples las percepciones ¿porqué esas percepciones no son iguales para todos si corresponden a la misma realidad?

  7. Por que hay diferentes estilos de pintura ? Por que no todos los pintores pintan un rostro o un paisaje de la misma manera ? por que hay diferentes partidos politicos , cada uno con unas diferentes maneras de ver la sociedad y su funcionamiento ?
    Por que existen variedad de pensamientos sobre una misma tematica y variedad de sensaciones al escuchar una misma cancion ?? Por que el sentido y el sinsentido de la vida o la muerte no es igual para todos ?

    En el progreso y desarrollo del ser humano intervienen multiples factores , y todos ellos hay que verlos como un conjunto. No solo interviene la parte genetica del individuo o del grupo, interviene el entorno donde uno se desarrolla , la conducta , la cultura adquirida o la cultura que te rodea , la experiencia , la inteligencia que intuye , la inteligencia que razona , la inteligencia logica ,, la creatividad, las emociones ,….
    Todo ello es lo que configura las percepciones que una persona tiene sobre algo , sobre una realidad que es la misma para otra persona o personas y que a su vez , no pueden coincidir con esta persona , o coincidir en parte .

  8. En la Naturaleza no existen radios ni televisores. Sin embargo el hombre puede construir esos artefactos basándose en las mismas leyes que rigen en la Naturaleza. Hay una cierta ambigëdad en la expresión natural. En un primer sentido: natural como opuesto a artificial entendiendo por ello creado por el Hombre. En un segundo sentido, como opuesto a sobrenatural . Una radio es artificial en el primer sentido y natural en el segundo (sigue las leyes de la Física).

    Las leyes de la Naturaleza no imponen restricicciones, sino que son lellas mismas restricciones, las reglas de juego de la realidad. Esas reglas de juego, aunque no se pueden violar, permiten aprovecharlas para “crear” novedad. Por eso la Física se aplica a galaxias, microbios, personas, aparatos,..

    Que todo se comporte de arreglo a leyes de la Física no quiere decir que la Física permita explicar todo. Es otro tema bastante largo.

    • Contesto a las últimas intervenciones. Lo que llamamos “percepción” es una “donación de sentido construida sobre las sensaciones”. Esa interpretación es proporcionada por la memoria. No podemos ver una letra sin leerla. Pero los sentidos no nos proporcionan “una letra”, sino una grafía que nuestro cerebro interpreta inevitablemente como letra. Tal vez las únicas percepciones en las que no podemos introducir una interpretación son las “ilusiones ópticas”. Aunque midamos y sepamos que las lineas son iguales, seguimos viéndolas como diferentes.

      • En el caso de las ilusiones más bien es que hay una interpretación neurológica, predefinida e inalterable para la percepción. Pero como hemos (o deberíamos haber) adquirido una cierta capacidad crítica de nuestra percepción, podemos usar otros medios para verificarla (la regla, etc.)

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal