Imprimir

Tesis nº 1

La inteligencia tiene como finalidad dirigir la acción, aprovechando la información de que dispone y gestionando las emociones. La novedad que introduce la inteligencia humana es la capacidad de controlar hasta cierto punto las propias operaciones mentales. Esta es la primera manifestación del bucle prodigioso, al que definiremos como la capacidad de la inteligencia para volver sobre sí misma directamente o por medio de instrumentos culturales, y producir resultados nuevos.

32 comentarios

  1. Lo importante es la acción, hacia ella está destinada la inteligencia. No debemos olvidar que hemos evolucionado viviendo en un entorno muy diferente al actual, sin recursos, con depredadores acechando, por lo que era muy importante reconocer los peligros de forma inmediata, y actuar. Las emociones facilitan esta operación: El miedo es la emoción que explica de la mejor forma este proceso: el miedo nos da alas, y la aceleración cardiaca que la acompaña facilita enormemente la huida, y, por lo tanto la supervivencia. El hecho que ahora no vivamos en este entorno tan hostil no implica que nosotros no tengamos esta “programación genética”. La inteligencia, por tanto, no está desligada del hecho emocional como nos han hecho creer.

    • Tengo una duda. ¿No deberíamos instroducir alguna precisión entre palabra que parecen muy cercanas: actividad,
      acción, acto, movimiento? Os propongolo siguiente: movimiento es un cambio en la posición de un objeto, acción es un movimiento con significado, actividad es lo que es previo a la acción (puede ser actividad mental, actividad neurológica, etc.) Un tic es un movimiento, salilr corriendo al oir la voz ¡fuego! es una acción, pensar es una actividad. ¿Se os ocurren ejemplos en contra?
      Al incluir la inteligencia en el comportamiento, tenemos forzosamente que incluir el mundo motivacional y el emocional, porque son órganos de impulso y dirección de la conducta. Un ordenador tiene una inteligencia puramente ordenada a manejar símbolos, que pueden relacionarse con información. No capta valores y no tiene que realizar ninguna acción. (En cambio, sí realiza actividades=procesos). Por eso me paree que la noción de la inteligencia como directora del comportamiento incluye sis funciones cognitivas, emocionales y ejecutivas. Hacer una demostración matemática es una actividad dirigida a una meta y, por lo tanto, la inteligencia aplicada a la actividad matemática consiste en dirigirla bien, es decir, de acuerdo con los criterios de validez matemática.

      • Me encanta ver como tenemos que luchar con el lenguaje para sintonizar nuestras inteligencias y como eso nos obliga a afinar nuestras ideas. ¿Habremos creado, al final de este ejercicio,nuestro propio diccionario?

        Si un solo bucle es prodigioso. ¿Como adjetivarías, Jose Antonio, a muchos bucles filosofando a la vez?

        • En teoría, superprodigioso. La racionalidad compartida es la esperanza de la humanidad, porque de ella -y no de la razón individual- nacen, por ejemplo, las normas éticas. SI esa racionalidad no es posible, mal vamos. He de confesar que estoy muy animado. Creo que lo estamos haciendo francamente bien.

      • No estoy seguro de haberlo entendido.
        ¿Entonces la inteligencia sería la encargada de dirigir las acciones y las actividades?¿conducta y acción es lo mismo o conducta incluye la actividad?

        (He creado este sitio por si puede ser útil: http://josejoaquinaro.wix.com/diccionario-jam No es gran cosa, pero es colaborativo y, como entiendo que este no es el sitio para discutir su conveniencia o estructura, incluye un foro por si hay que discutir algo)

  2. “Como funciona nuestra inteligencia, sus capacidades… su función biológica” dirigir la acción. Haciendo alusión a Bergson intuición; percepción interna – conocimiento práctico, capacidad para volver sobre sí misma. La educación en sus hondos cuestionamientos a veces fija su mirada en las habilidades académicas , sino la mayor parte de la cultura humana no ha sabido dirigir su acción que gestione sus emociones y su conocimiento humano. Porqué no ampliar horizontes y replantearse cuestionamientos sobre la nueva biología y el cerebro que evoluciona ? Hablar por ejemplo de la epigenética y su injerencia social educativa?

    • No entiendo un par de frases de tu correo. Respecto de la epigenética, creo que es el tema de nuestro tiempo. La expresión génica se hace bajo presión del entorno, y la educación forma parte de ese entorno. Eso da a la educación un jerarquía especial, porque es la encargada de dirigir la evolución, una vez que es biológica y cultural. Por eso, he propuesto, con cierta exageración, que en un campus universitario bien jerarquizado, la Facultad de Educación -en el sentido que he dicho, de preocupación por el futuro evolutivo- debería tener el máximo rango, porque ella debía aprovechar, pero también plantear problemas al resto de las facultades.

      • Quizás no me di a entender, tiene toda la razón, es el tema de nuestro tiempo y como tal una adecuada educación podría considerarse en términos biologicistas una variable epigenética que influirá positivamente en el desarrollo de una mayor inteligencia, salud y estabilidad personal en el futuro de los alumnos. Sencillamente me ubiqué en los países del tercer mundo, específicamente América Latina, diferenciar inicialmente el futuro de la educación en el Tercer mundo, puede ser discriminativo. La realidad actual de la globalización, la dinamicidad diversa de los países y sus sociedades en el orden económico y cultural, hace difícil situarlas bajo un mismo concepto, en cuanto a educación se refiere.

  3. La primera cuestión es una pregunta previa. Con la panoplia de conceptos tan propios del lenguaje común de la psicología, podemos hacernos esa misma pregunta cambiando inteligencia por mente y me suena casi igual.

    De acuerdo con la noción recursiva de acción (de la mente) sobre si misma. De acuerdo con que la inteligencia gestiona las emociones, aunque, quizás, en mi concepción, las emociones son parte inseparable de la misma inteligencia, meexplicaré.

    Históricamente se tiende a pensar en que por la evolución, el sistema emocional es primitivo y que los módulos más ligados a la consciencia, la razón, las funciones ejecutivas, las modulan. Esto es cierto, pero cada vez veo más claro al leer literatura neuropsicológica que, como la relación es mutua, los mecanismos emocionales ya no sólo se utilizan ligados a las funciones más “animales”. Incluso tareas cognitivas complejas y evolucionadas, cuando se realizan de forma repetitiva, se automatizan y generan una respuesta rápida, inconsciente ligada a una emoción. Ante un problema matemático, las emociones me guían, haciendo pesar más a líneas de razonamiento que “siento” más prometedoras. En los casos que expone Damasio, con lesiones que desconectan regiones frontales y sistemas ligados a la emoción, la persona puede razonar, pero la toma de decisión se vuelve prolija, se exploran soluciones poco probables,…la emoción es parte imprescindiblel del proceso. Mr Spoke de Star Trek, sin emociones, no sería inteligente.

    La inteligencia parece así una propiedad global, de todo el sujeto, que implica múltiples niveles de procesamiento y capaz de actuar sobre sí misma.

    La característica de la mente de tener conexiones neurales con fortalezas variables provenientes de la experiencia y la capacidad de prever cursos futuros, le permite reacciones de alguna manera “desacopladas” del “aquí y ahora” de los estímulos presentes. La mente contiene memoria, predicción, puede hacer presentes objetos que ahora no están ahí, pero que estuvieron o pueden estar. Las herramientas simbólicas surgidas en la interacción social como el lenguaje, la matemática, etc… han acentuado todavía más estas posibilidades.

    Otro problema más filosófico es el del determinsimo. No es fácil rescatar la posibilidad de libre albedrío, pero por razones que ya discutiremmos, creo que hay un margen que lo haría posible aún siendo sistemas materiales.
    Pero me parece esencial hacer notar que la noción de elección posibilitada por la inteligencia, no tendría sentido bajo un paradigma determinisata radical, puesto que la elección, lo que yo considero mejor curso de acción, estaría ya preestablecido.

    • Pues con la primera pregunta, ya nos complicamos la vida. El concepto “mente” es de una enorme vaguedad. Suelo definirla como el conjunto de operaciones de un organismo que manejan información. Las operaciones no son conscientes, per una parte de sus productos sí lo es. Pero traducir y definir “mind” es complicado. Y si se os ocurre una mejor traducción, sería estupendo.

      • Dicen que la inteligencia nace con la retroalimentación, cuando puedes comparar lo que ocurre con otra situación no presente que se persigue como objetivo. Yo proponía mente por basarse en esa representación de “lo no presente”, una representación mental.

        Un sistema inteligente sería aquel capaz de modificar su comportamiento en función de los resultados, el bucle otra vez. En cibernética clásica se supone que el sistema tiene unos sensores, una cierta representación de fines y unos efectores para actuar sobre el mundo.

        El cerebro tiene un mapa de las posibilidades de acción sobre “el mundo” que se construye dinámicamente en interacción con él. Probablemente la mente sea más una relación cerebro/mundo que un lugar u objeto. Un cerebro aislado no es inteligente. Si se nos aisla sensorailmente , alucinamos.. No necesitamos acumular toda la información sobre el mundo porque nos vuelve a aparecer a cada instante. Incluso los ojos tienen necesidad de moverse para poder percibir

        En cuanto a la terminología…es un lío. Por una parte, si tratamos de enfatizar el concepto de bucle, me parece bien tomar el término inteligencia como más pertinente, pero si nos interesa enfatizar el concepto de ser capaz de tener en cuenta posibilidades, el término mente también podría serlo. No sé, sigamos, a ver qué es más útil en la discusión

        • Creo que, en efecto, podemos decir que un sistema es inteligente si es capaz de cambiar su comportamiento de acuerdo con el resultado de sus actos. Esa es la esencia del aprendizaje. Decimos que un sistema que no aprende de sus fracasos, no es muy inteligente. Esto, en efecto, implica una representación del objetivo, una representación de la realidad, y un proceso de comparación entre el estado inicial y el estado meta. Esto despertó la discusión, sobre todo entre los partidarios de la Inteligencia Artificial Fuerte, que los ordenadores tenían “mente”. Se trata de definiciones estipulativas. Podemos aplicar un nombre a lo que queramos. Lo importante es precisar lo que estamos designando.
          Incluso en el caso humano, debemos tener en cuenta que la “representación de la realidad” no tiene por qué ser consciente.
          Una de las útlimas obras de Allen Newell, uno de los patriarcas de la Inteligencia Artificial (Unified Theories of Cognition) defendía que la función de la inteligencia era relacionar dos sistemas independientes: el de los conocimientos y el de las metas. En su momento le critiqué, porque me parece que una de las funciones de la inteligencia es “inventar, proponer, seleccionar metas”. Ya tendremos ocasión de hablar de esto.

      • Hoy mismo he estado explicando la visión de John Locke sobre mente y cerebro a los alumnos de 2º de Bachillerato, y la hemos comparado con la visión cartesiana que vimos a mitad de Enero. Y uno de ellos me ha hecho un comentario que he encontrado curioso. Considera que es mucho más sencilla de entender la visión dual de Descartes, o incluso de Platón, porque está todo muy claro, pero, al mismo tiempo, se ve más claramente que es falsa.
        No le falta razón (aunque sea un comentario de un alumno de 17 años, y no de los más brillantes), pero creo que muestra hasta qué punto es complicado entender el concepto de mente. Quizás deberíamos acudir a un neurólogo para resolver esta duda.

        • Pues me hace sentir bien que lo veamos complicado, porque de simplismos acerca de la mente están llenos los manuales.

          Acabo de leer por ahí que Dennet, aunque coincide con la idea de que la inteligencia se produce y manifiesta en la acción, pone el acento en su capacidad de predecir, que parece que está activa incluso en los momentos que pudieran parecer más pasivos (sin serlo), como la percepción. Nuestra percepción puntúa el mundo en cierta manera y sólo cambiamos la puntuación si sucede algo que merezca nuestra atención y que nos impulse a cambiarla.

          • Cuando se compara la inteligencia humana con la de los demás primates parece que, en efecto, hay una capacidad de elaborar modelos mentales en la memoro y después operar con ellas. La otra gran capacidad es comprender la mente de los otros, y de imitar comportamiento. El descubrimiento de las “neuronas espejo” fue una sorpresa para todos.

            • Una de las cosas importantes de la formación de los niños es el juego : la capacidad de hacer “comos sí”, que parece que ya existe en animales pero de forma muy ritual (juegos de lucha). Por supuesto el lenguaje, pero dentro del lenguaje me gustaría llamar la atención sobre la posibilidad de utilizar la negación. El poder decir NO me parece un avance fundamental del lenguaje. También las historias, la ficción, la capacidad de aprender de otros sin necesidad de experiencia directa. Como se puede ver, todos son aspectos que nos entrenan a operar con lo ausente, con lo posible, no somos calculadoras potentes de lo que hay, sino también de lo que podría haber y hasta de lo que NO hay.

              • Piaget estudió la función del juego en la formación de las funciones simbólicas de una forma convincente. Respecto a la negación, precisaría que tiene una enorme importancia el que el niño aprenda a obedecer el “no” que viene de sus cuidadores, porque supone ajustar un sistema nervioso que aún no domina bien a una orden que recibe simbólicamente. El siguiente paso será cuando aprenda a decirse “no” a sí mismo. Ahí es cuando empiezan a construirse los sistemas de autocontrol, que están en el origen de la autonomía. Aunque escandalice a los kantianos de estricta observancia, desde el punto de vista neurológico la autonomía de aprende a través de la heteronomía. Es decir, aprende la libertad obedeciendo a otro, para acabar obedeciéndose a uno mismo,

        • Jose Vicente, como neurólogo yo te recomiendo a Antonio Damasio, citado por Jasapski y muy presente en los libros de Jose Antonio. A mi su teoría sobre como funcionamos me convence aunque, como dice tu alumno, sea contraintuitiva. Ya hemos vísto que nuestra percepción de las cosas no es muy fina.

          Yo propondría reflexionar sobre la primera frase de la Tesis 1 que creo que es esencial, porque aquí lo que estamos analizando es el pensamiento de Jose Antonio y para el, todo parte de la inteligencia. Probablemente por eso, aunque yo creo que JAM esta convencido de lo contrario, la redacción suena un poco dualista.

          ¿Como algo que permite sacarnos a nosotros mismos del pantano tirando para arriba de nuestro propio pelo puede ensuciarse mezclandose con un amasijo de células, nervios, fluidos y grasa?

          La propuesta de Platon, que Descartes ya no se creía del todo, es mucho mas estética.

          Si en la primera frase nos queremos referir a cualquier inteligencia, propongo la que nos da el propio JAM justo después de la tesis, en el libro. “Inteligencia es la capacidad que tiene el sistema nervioso para …dirigir (adecuadamente) (la conducta de) un organismo” que quedaría: Inteligencia es la capacidad que tiene el sistema nervioso para hacer que un organismo actúe. El siguiente lío es cuanto metemos lo de adecuado y que significado vamos a darle.

          El siguiente paso seria definir la inteligencia humana y aquí es donde aparece el bucle, porque al volverse el sistema nervioso (no solo el cerebro) consciente de si mismo empieza a ampliar tremendamente sus posibilidades (esto es puro JAM) y la fundamental es la búsqueda de la felicidad lo cual nos da una buena definición de “adecuadamente”. A mi me valdría con añadirselo a la frase anterior para definir la inteligencia humana. Spinoza lo explica mas o menos así. De ahí su Felicidad=Virtud.

          A partir de aquí la inteligencia humana mas que controlar las emociones, que la conforman, empieza a dirigir su actuación hacia esos objetivos que es capaz de identificar como adecuados y al hacerlo, por medio de una combinación de evolución genética y cultural, transforma la especie y su entorno posibilitando(a trancas y barrancas) cada vez mas ese objetivo. A esto se le podría llamar civilización y puede tener que ver con el gran proyecto ético que describe Jose Antonio en su obra y que en la tesis 1 aparece como “resultados nuevos”.

      • Mi definición de mente: el conjunto de neuronas en acción. Pero esta definición no es completa si no la pasamos al siguiente nivel. Mente, por tanto, sería al mismo tiempo la actuación del conjunto de neuronas en acción a nivel psicológico. A la primera parte de la definición la llamaríamos “insconsciente” y a la segunda “conciencia”.

        • Yo creo que en tu definición debes explicitar que incluyes al mundo donde se encuentra. No es un matiz, es esencial la diferencia. En mi opinión la mente está subdeterminada por el cerebro, necesita la presencia del entorno, del y no sólo metabólicamente, (lo cual está claro), tiene que estar inscrita en una acción, un devenir en un mudno cuyas caracterísitcas exceden la capacidad de análisis del cerebro. Cuando se necesita alguna más, ahí está la realidad para examinarla. También nos devuelve en tiempo real los resultados que comparamos con nuestros objetivos.

          La mente sin percepción se altera, alucina, no es funcional

          • Ruego al moderador que sustituya el comentario anterior por este corregido. Gracias

            Yo creo que en tu definición de mente debes explicitar que incluyes al mundo donde se encuentra. No es un matiz, sino que el hacerlo establece una diferencia esencial. En mi opinión la mente está subdeterminada por el cerebro, necesita la presencia del entorno, y no sólo metabólicamente, (lo cual está claro). La mente tiene que estar inscrita en una acción, un devenir en un mundo cuyas caracterísitcas exceden la capacidad de análisis del cerebro. Cuando se necesita analizar algún aspecto más, ahí está la realidad para examinarla. Nuestra acción nos devuelve en tiempo real unos resultados que comparamos con nuestros objetivos.

            La mente sin percepción se altera, alucina, no es funcional

            • Mi único objetivo con esta definición era proponer una distinción entre mente, conciencia, e inconsciencia, que todos pudiéramos utilizar en caso de ser consensuada. Claro que la mente procesa información como el estómago procesa nutrientes. No era mi objetivo hacer una definición académica.

              • No era tanto una crítica a tu definición, era un recordatorio de que la mente se inscribe en una acción en el mundo, pensaba más en el típico ejemplo del cerebro en una cuba que usan los filósofos para advertir que el cerebro no es idéntico a la mente. Para simular una mente hay que simular un mundo o dejar interactuara al ente que soporta la simulación con el mundo.

  4. Te recuerdo que no estamos comentando MI pensamiento. Casi preferiría ir CONTRA él. ¿Por qué? Porque no tengo ningún interés en tener razón sino en no equivocarme. Me da miedo lo que decía Feymann, uno de los más geniales físicos del siglo pasado: “Uno de enamora de una teoría como de una mujer, y cuando se da cuenta de sus defectos, ya no hay nada que hacer, porque está enamorado”. Es cierto que al estudiar el funcionamiento de nuestra inteligencia nos enfrentamos a un cierto dualismo. O a varios. El primero: YO tengo ideas o deseos, y YO evalúo esas ideas y deseos. YO estoy conversando continuamente conmigo mismo. Otra dualidad, que es el más sorprendente bucle: Mi sistema nervioso produce significados (por ejemplo, los números 2 y 7), pero esos significados tienen una legalidad autónoma y obligan al cerebro -si quiere multiplicar bien- que acepte que 2 por 7 son catorce. Esto me parece maravillosamente. extraño.

    • Lo del 2 y el 7: es cierto, inventamos objetos que parecen autónomos. La matemática es el reino de las Ideas de Platón.

      Creo que se puede pensar así. En nuestro enfrentarnos con el mundo, hemos inventado entes con propiedades que se corresponden con propiedades del mundo. Como éste, milagrosamente, presenta regularidades, no es tan raro que al ser el mundo autóniomo, también lo sea su modelo.

      En la matemática hay verdades y hay objetividad. Aunque tengamos visiones distintas de las cosas o sesgadas por nuestra propia esctructura, tenemos algún medio de objetivar algunos aspectos del mundo. En las ilusiones ópticas, todos, de forma inevitable e insensible a la educación vemos una línea más larga que la otra aunque no sea así,. Pero tenemos un instrumento mental: la medida, una herramienta: la regla y un instrumento cultural: el acuerdo en cómo medir y en unas unidades para acercarnos a la verdad. Esta operación da frutos en muchos campos.

      .

  5. Sobre lo dicho hasta ahora yo quisiera apuntar un dato experimentado en mi.Para superar los problemas de una hija con un retraso mental profundo la inteligencia tuvo que dirigir y apoyar a mis emociones que se desplomaban en momentos puntuales.Para mí la inteligencia tiene más fortaleza que las emociones.Tuve que reestructurar mi futuro, es decir, reinventarme para sobrellevar mis nuevos condicionantes sin frustraciones.Tuve que modificar proyectos en pro de una armonía mayor conmigo misma o mejor dicho en pro de mi satisfación .personal.Quien me sacó por los pelos del estanque fue la inteligencia que llegó a dirigir hasta el amor maternal haciéndolo ejecutivo.

    • Isabel Clara, no puedo negar lo que has sentido , tú eres en eso la testigo cualificada. Pero creo que sí te fijas bien tenías unas emociones que te arrastraban al pozo, pero también otras que te hacían sobreponer. No era razón pura contra emoción pura.

      En muchas ocasiones de la vida “tenemos que tocar fondo” para encontrar la fuerza para salir.

      Aunque esto sea espacio de debate, en lo personal me alegra mucho que fueras capaz de salir adelante.

      • Precisamente porque nuestros deseos y nuestras emociones pueden ser contradictorias es tan importante la “inteligencia ejecutiva”, que intenta orientarlas hacia las metas establecidas. Si estuviéramos a merced de nuestros sentimientos, posiblemente nuestro comportamiento sería arr´tico.

  6. Me gusta mucho la definición del “bucle prodigioso”. Es totalmente “optimista”, porque refleja que este proceso no acaba, es indefinido, siempre en busca de nuevos resultados. Las ideas de unos se basan en las de otros y van construyendo nuevas verdades. Como mi perspectiva es jurídica, me recuerda mucho al sistema de patentes y a la definición legal de “estado de la técnica”. Aunque se basa en la regulación de un derecho de exclusiva (o lo que vendría a ser lo mismo, ser “propietario único” de una idea durante un tiempo) lo que cada uno aporta con su inteligencia puede luego ser aprovechado por otros para contribuir al progreso tecnológico. Así que, desde esta perspectiva concreta, podríamos decir que la inteligencia del inventor (que sólo puede ser una persona física) tiene como finalidad dirigir su acción (su investigación), aprovechando la información de que dispone (en este caso, lo que ya se ha hecho conocido en lo que se denomina legalmente “estado de la técnica”) y gestionando las emociones (quizás aquí cobren relevancia las intuiciones y el know-how del inventor; sus aciertos y sus errores). Ese “estado de la técnica” está constituido según el artículo 6.2 de la Ley de Patentes de 1986 “por todo lo que antes de la fecha de presentación de la solicitud de patente se ha hecho accesible al público en España o en el extranjero por una descripción escrita u oral, por una utilización o por cualquier otro medio”. Por ello “se considera que una invención es nueva cuando no está comprendida en el estado de la técnica” (art. 6.1 LP). Es interesante para mí reflexionar sobre el contenido de algunas normas desde una perspectiva filosófica, pues en definitiva, son lo que les sirve de base.

  7. El derecho es una fantástica creación de la inteligencia humana. Tiene que resolver problemas y para hacerlo tiene que atender a las múltiples variaciones y matices de la realidad. Los teóricos de la creatividad pueden discutir sobre las características de un objeto. ¿Es innovador o no lo es? Pueden pasarse la vida discutiendo. Pero el juez tiene que decidir. Tiene que sentenciar si es o no original una cosa. Y su juicio puede tener enormes repercusiones prácticas. Lo del “estado de la técnica” es un criterio para poder evaluar el objeto. En otras ocasiones es más difícil. Hace unos años, una gigantesca estatua de hierro fue detenida en la aduana de EEUU hasta que un juez decidiera si trataba de la importación de una obra de arte, o de la importación de hierro a secas.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal