Imprimir

Tesis nº 19

Impulsada por su necesidad de alcanzar la felicidad, la inteligencia humana ha elegido un modelo de inteligencia (el proyecto del uso racional de la inteligencia), un modelo de decisión (el proyecto del comportamiento liberado) y un modelo para orientar esa decisión (el proyecto de una sociedad humana basada en la dignidad).

3 comentarios

  1. ¿Ha elegido o ha evolucionado hacia?
    ¿Liberado o deliberado?

    • Buena pregunta. En cierto sentido, puede decirse que ha evolucionado, en el sentido de que no ha sido decisión personal de nadie. Pero en otro sentido, la evolución hacia esa forma de inteligencia no ha sido ciega o fruto de una selección natural, sino que ha estado dirigida por innumerables actos de inteligencia. No se si conocerás la obra de Hayek. Defendía que los fenómenos sociales -por ejemplo el derecho, la ética, o el mercado- tienen su origen en una “evolución espontánea”, por un mero ajuste de las multitudes. Es cierto que los fenómenos sociales son diferentes a la suma de fenómenos individuales que los componen, pero no pueden existir sin estos. Me inclino a pensar que la marcha de las inteligencia individuales, y su capacidad de tomar decisiones, está en el origen de un fenómeno social evolutivo, no expresamene decidido por nadie. Si no ha quedado claro, insistire sobre ello, porque me parece u tema importante.

  2. Me interesa mucho el tema de la dignidad ya que el tema en el que me he especializado es el de los derechos humanos y cómo la educación debe usarse con el objetivo de crear ciudadanos cívicos y respetuosos con los derechos de los demás. La dignidad humana, que se encuentra claramente expuesta en el Imperativo Categórico kantiano es ele elemento fundacional de los derecho humanos. Todos poseemos los derechos humanos porque todos estamos dotados del mismo nivel de dignidad (no existen seres humanos más dignos que otros), base fundamental de la igualdad que empezó a fraguarse en la Revolución Francesa. Sin embargo surge un problema, bajo qué criterio basamos el concepto de la dignidad humana. Desde mi punto de vista no hay más criterio que mi predilección personal por la ética kantiana, y no creo que haya otro que lo permita legitimar. Posteriormente podemos crear otros criterios a otro nivel como su utilidad práctica. De ahí que considere la necesidad de la aceptación del Derecho Positivo de los Derechos Humanos. La sociedad humana y su convivencia necesita de esta especie de trampa que legitima sin ninguna base el concepto de dignidad, pero que al mismo tiempo, por sí solo, es la base de la convivencia social en una sociedad plenamente democrática. Y esto es fruto de la inteligencia que se ha dado cuenta que necesita un paraguas contra la injusticia, y éste es el concepto de dignidad y los derechos humanos.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal