Imprimir

Tesis nº 14

El lenguaje constituye el núcleo de la inteligencia humana porque permite la comunicación y el aprendizaje, porque aumenta nuestra capacidad de pensar, anticipar y proyectar, y, en tercer lugar, porque es una poderosa “tecnología del yo” que facilita la dirección de la propia conducta.

14 comentarios

  1. Veo el lenguaje como una herramienta clave de la inteligencia humana, pero no estrictamente como el núcleo de la misma. Para mí, este núcleo es la capacidad de reflexión. El uso del lenguaje sin reflexión demuestra carencias en la inteligencia del individuo.

    Podemos encontrar diferentes tipos de comunicación, incluso en ausencia del lenguaje tal como lo entendemos. Dos personas muy compenetradas pueden decirse muchas cosas usando otros lenguajes basados en la experiencia y contacto personal, sin establecimiento de reglas previas. En estos casos, la inteligencia ha evolucionado positivamente sin necesidad de establecer reglas para una comunicación fluida.

    El lenguaje es la herramienta básica para permitir el contacto entre individuos favoreciendo, de una parte, la adaptación de cada uno a un entorno social común (sociabilización), a través del análisis, de la reflexión (evolución positiva), y de la voluntad constructiva hacia la mejora del entorno social; de otra parte, creo que es una herramienta que permite adquirir conocimiento, lo cual debería favorecer esa adaptación, análisis y reflexión, para aumentar el radio de giro del bucle del conocimiento y del respeto.

  2. El lenguaje es un elemento esencial en la inteligencia humana y estoy de acuerdo en mucho de lo que se dice en la tesis. Sin embargo ya no estoy tan de acuerdo en que sea el núcleo, porque no sabemos muy bien cómo funciona lo que llamamos inteligencia. Para no hablar sin argumentos, voy a exponer el caso del aprendizaje implícito. A unos sujetos se les presentan unas X en le cuadrante de la pantalla. El cuadrante donde aparece viene determinado por un conjunto complicado de 10 reglas que el sujeto no conoce. Se ofrece una recompensa por aciertos. Al cabo de un tiempo, todos los sujetos obtienen una tasa de aciertos notable sin saber conscientemente qué reglas aplican. Este sería es un caso en que parece que se aprende y se actúa eficientemente sin mediación lingüística.

    Ahora bien, también puede ser que haya un procesamiento de naturaleza lingüística y que no sea consciente. Siempre me he preguntado antes de decir algo a alguien hasta qué punto las frases se van construyendo sobre la marcha o ya están preparadas al principio de mi parrafada. Para ser consciente de mi discurso tengo que emitirlo, pero hay también mucho prcesamiento inconsciente , automático. Por supuesto lo hay en aspectos sintácticos, fonéticos, semánticos pero ¿hasta que grado se llega? ¿es la inteligencia inconsciente de naturaleza lingüística, al menos en parte?

    • Aunque el funcionamiento de determinadas funciones inteligentes no necesite al lenguaje en un momento dado, eso no descarta que en la primera codificación, antes de llegar a automatizarse sí se necesitara.

    • Creo que tienes razón. es más adecuado decir que es un elemento esencial que decir que es el núcleo de la inteligencia.
      ¿Hay una inteligencia no verbal? Sí, porque fue una inteligencia no verbal la que inventó el lenguaje. ¿Y en este momento? Estudiemos el proceso del conocimiento. Nuestros sistemas perceptivos reconocen patrones, destacandolos sobre un fondo.Aparece aquí un “significado”. Esos patrones sirven (1) para reconocer otros semejantes, (2) para relacionarlos con otros patrones. Este es un pensamiento prelingüístico. El niño, antes de aprender a hablar, forma significados, y razona con ellos. Al aprender el lenguaje, pone una etiqueta verbal a los significados que él ya había producido, o se ayuda de la palabra para formar el significado correspondiente. El lenguaje amplía extraordinariamente la posibilidad de pensar. En primer lugar, porque permite aprovechar los conocimientos de los otros. En segundo lugar,
      porque facilita la tarea de relacionar conceptos, permite operaciones mentales más complejas, o puede crear conceptos a partir de conceptos, como en las matemáticas. Por último, organizar nuestro propio comportamiento, mediante el habla interna.

  3. ¿Podríamos decir que el lenguaje cumple un fin social (comunicación) y un fin privado (habla interior)?

  4. En catalán existe una palabra de difícil traducción al castellano: enraonar. No puede traducirse simplemente por razonar, ya que, la palabra raonar sería la traducción perfecta al catalán de razonar. La palabra enraonar significa hablar, pero un hablar basado en la razón, ya que ese sería el origen de la palabra enraonar (raó, razón). A mí esta palabra siempre me ha gustado mucho ya que este acto de enrazonar (perdonad ya que esta palabra no existe) sería el uso racional del lenguaje.

  5. Bonita aportación la de la palabra catalana. Parece que las palabras tienen su propio lenguaje. Gracias. Ha sido muy enriquecedor tu comentario.

  6. No solamente es una “tecnología del yo” es también una “tecnología del otro”. Su principal función es dirigir la propia acción… y la de los otros. Para ello no solamente transmite conocimiento, también órdenes. Provoca sentimientos que activan o desactivan al otro en una dirección u otra. Induce pensamientos, creencias o asociaciones de conceptos que influirán en las decisiones de los demás.
    Es decir, permite las funciones sociales cognitivas, emotivas y ejecutivas.

    Escribe Punset en un artículo: “Yo siempre digo que un idioma no sirve para entenderse –eso hay que dejárselo al cuerpo y al movimiento–, sino para engañarnos unos a otros; para hacer creer a los demás lo que queremos que crean.”
    Por un lado no sé si creerle, claro. Por otro creo que tiene algo de razón y además no es tan tremendo: La función principal del lenguaje no es acercarnos a la verdad, si no dirigir la acción del otro.

    • Creo que me he pasado un poco.
      El lenguaje, como parte fundamental de la inteligencia ayuda a esta en su función: dirigir la acción. Amplía las posibilidades de conocer, mejora la gestión de las emociones y facilita la dirección de la propia conducta. Pero además nos permite influir en los demás. Cuando nos dirigimos a otro siempre pretendemos orientar su conducta. (¿siempre? a lo mejor me he pasado otra vez)

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal