Imprimir

Tesis nº 28

El deseo de felicidad del ser humano le impulsa a resolver los problemas de la convivencia, lo que ha promovido la elaboración de sistemas normativos en todas las sociedades. Cada cultura ha creado su propia moral y el posible choque entre morales plantea la necesidad de una moral transcultural, a la que llamaremos ética.

5 comentarios

  1. Estoy de acuerdo porque soy un occidental de esta época con el concepto de Hombre, Humanidad y aspiro a esa moral transcultural. Otras culturas, posmodernos, etnicistas, etc. no tendrán esa necesidad. Enlazando con nuestras primeras conversaciones recuerdo que había una discusión sobre si había posibilidad de acuerdo respecto a verdades fácticas y sobre verdades éticas. Ya en el primero había desacuerdo.

    En mi caso soy escéptico acerca de cómo obtener un acuerdo ético, no ya entre culturas, sino entre individuos. Me daría con un canto en los dientes si se mantuviera al menos como aspiración y la dimensión ética fuera objeto de debate explícito.

  2. Una razón individual no está en condiciones de fundamentar una norma ética, porque racionalmente es muy justificable el egoísmo. Ya lo decía Hume: Para mi razón es más importante mi dolor de muelas que l pervivencia del universo. Por eso es importante elaborar una racionalidad compartida, que es aquella en que una inteligencia individual tiene que interaccionar con otra inteligencia. En ese caso, los argumentos absolutamente egoistas dejan de funcionar, porque se enfrentan a otros argumentos egoistas. Creo que la verdad de las normas éticas no se pueden justificar con los mismos mecanismos de justificación que las verdades físicas, porque estas se refieren a lo que hay, mientras que las éticas se refieren a lo que “seria bueno que hubiera”. Pero creo que se puede hacer tambien una “ergometria de las evidencia morales”. Lo que ocurre es que esta parte de la epistemología ha estado más descuidada que la correspondiente a la ciencia. Entre otras cosas por la presión de las religiones (que sostienen que la bondad moral deriva de Dios y de su revelación) y tambien de las teorías del “derecho natural”, que afirman que todas las normas se pueden derivar de la naturaleza humana. Cuando Hume mostró que no se puede pasar del “ser” al “deber ser”, la filosofía moral se quedó acoquinada. Respecto a la dificultad de encontrar cuerdo ético entre individuos, no estouy de acuerdo. Atenta contr los derechos de alguien y verá como protesta apelando la justicia, aunque cinco minutos antes haya declarado que es un esceptico ético.

    • Como supongo que habrás deducido, más que ir en contra del proyecto soy escéptico respecto a la posibilidad de acuerdo .Supono que sí podría haber “partidos éticos” según los valores que se tomasen como fundamentales. Para unos la gloria de Dios, para otros el placer, para otros el crecimiento económico ,…

      En lo que sí estoy en absoluto de acuerdo es que por muy escéptico que se sea todo el mundo tiene una postura ética, por mucho que se niegue.

      Puesto que los demás y sus intereses son “inevitables” está claro que nadie puede construir una ética individual, en eso estoy absolutamente de acuerdo.

      • La moral sí puede ser individual, en el sentido que yo soy quien puedo decidir lo que yo considero que es correcto o incorrecto (aunque incluso esto es muy difícil ya que yo he sido educado por otras personas). Pero la ética debe ser un principio colectivo, de ahì que el diálogo sea una herramienta muy eficaz para pasar de la moral individual, en muchos aspectos de carácter más emocional que racional, a una ética racional y dispuesta al diálogo para llegar a la convivencia.

        • Lo que me parece más importante es fundamentar la conveniencia -e incluso necesidad si queremos salir de la selva- de elaborar una ética universal. Por eso, la introducción a la ética debe ser muy dramática. En “La lucha por la dignidad” nos esforzamos en presentar lo que ocurre cuando no aceptamos una ética universal. En este momento, tenemos un serio enfrentamiento de dos morales: la musulmana y la de origen cristiano, por ejemplo. Y otro enfrentamiento entre el individualismo que va a lo suyo, y una moral social. La noción de dignidad o de derechos humanos iguales es ética. En cambio, la segregación por creencias religiosas es propia de una “moral particular”. ¿Por qué digo que lo mas urgente es tener conciencia de la gravedad del problema y de la necesidad de resolverlo? Porque una vez aceptado eso, la inteligencia tiene recursos para resolverlo.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar en las tesis.

© Todos los derechos reservados - Texto legal