“Ciudades con Talento”, un proyecto de Fundación UP

Imprimir

La Fundación Educativa Universidad de Padres aspira a liderar un movimiento para aumentar la inteligencia de las ciudades. De esa manera conseguiremos también mejorar la educación de nuestros niños y jóvenes, porque “para educar a un niño, hace falta la tribu entera”, y la ciudad es la tribu moderna. Se habla mucho de “ciudades educadoras”, pero con las ciudades sucede lo mismo que con el resto de los educadores: tienen que aprender a serlo. Antes de ejercer su tarea educativa han de adquirir la competencia necesaria. Para elaborar esta pedagogía, hemos estudiado las mejores iniciativas realizadas el mundo, que mostramos en la cartografía de las ciudades con talento. Además, estamos elaborando un test de inteligencia para las ciudades, y diseñando un modelo de “Ciudades con Talento Educativo”. Nuestras aspiraciones son, por lo tanto, enormes, como enormes son las posibilidades de la ciudad. De aquí surge nuestro nuevo proyecto Ciudades con Talento.   http://www.ciudadescontalento.com/

“La ciudad es una creación fascinante de la inteligencia humana, un ejemplo de bucle prodigioso: la inteligencia crea la ciudad que, a su vez, recrea la inteligencia que la produce”. (afirma José Antonio Marina). Más de la mitad de la población mundial vive en grandes ciudades, y parece que este porcentaje no hará sino aumentar. La atracción que ejercen los núcleos urbanos, con sus promesas de oportunidades y de realización personal, es inmensa. Las ciudades nos permiten ampliar nuestras posibilidades, crecer y desarrollarnos.

Vivir en una Ciudad con Talento no solo mejora la calidad de vida, sino que supone una ventaja competitiva para sus habitantes. Y es que la proximidad facilita el intercambio de bienes y, sobre todo, de ideas. Las buenas ideas, para triunfar, necesitan circular, conectarse con otras, alimentarse. Y esto sucede en entornos ampliosdiversos y flexibles. El aislamiento nunca favoreció a la innovación, como sí lo hace la brillantez cooperativa. El entorno nos puede hundir o elevar, y un buen entorno saca lo mejor de nosotros mismos. Las ciudades multiplican las facultades de la humanidad.

El talento de una ciudad se caracteriza por su capacidad para alcanzar sus tres grandes objetivos: el bienestar, una  vinculación social cordial y el aumento de posibilidades vitales.  Cada ciudad debe establecer sus prioridades, elegir sus objetivos, elaborar su proyecto cívico, pero sabiendo que cualquiera de sus iniciativas debe resolver un problema concreto, para aumentar al mismo tiempo el capital social de la comunidad. Entendemos por capital social el conjunto de recursos puestos a disposición del ciudadano: los valores compartidos, el modo de resolver conflictos, las posibilidades abiertas, la confianza mutua.  A todos nos conviene ser vecinos de una ciudad que posea un gran capital social.

ciudades con talento 1

http://www.ciudadescontalento.com/

© Todos los derechos reservados - Texto legal