Propuestas de los orientadores

Imprimir

Propuestas de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE) para mejorar la calidad del sistema educativo español (Abril del 2016):

En el ámbito general del sistema educativo

Entendemos el sistema educativo como el conjunto de influencias educativas que una persona recibe desde el nacimiento hasta la edad adulta a través de instituciones, agentes formales y no formales de una sociedad que transmiten conocimientos con la herencia cultural correspondiente y que influyen en el crecimiento social e intelectual del individuo. El sistema educativo no es únicamente la escuela, el sistema educativo está conformado por tres subsistemas: escolar, familiar y sociocultural. Los tres se interrelacionan de modo que cualquier variación en alguno de ellos afecta a los demás. Como consecuencia de esto, la escuela por sí sola, no puede hacerse cargo de los déficits de los demás subsistemas. Las propuestas de COPOE en relación a este ámbito son las siguientes:

-Actuar siempre en el marco y en virtud de la Declaración Internacional de los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño enunciados en la Declaración Universal de la ONU.

-Hacer realidad el derecho a la orientación que tiene el alumnado y sus familias, especialmente el derecho a la orientación

-Proporcionar el asesoramiento personal, educativo y profesional para que cada alumna y alumno reciba una respuesta educativa acorde con sus necesidades en todas las etapas educativas: obligatorias o no obligatorias.

– Elaborar un pacto de Estado por la Educación que proporcione una normativa estable y sostenible en el sistema educativo.

-Situar al sistema de educación pública en el centro del modelo educativo. La educación dual legada, manifiesta una pérdida de apoyo a la escuela pública, la entrada en el sistema del mercado y la potenciación de modelos alternativos privados y/o confesionales.

-La Administración del Estado debe garantizar un sistema público de educación igualitario y efectivo. Todos los centros educativos que pertenezcan a la red pública deberán cumplir los mismos requisitos en su funcionamiento, gestión del los currículos y condiciones de acceso.

-Pacto entre todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales y empresariales del Estado, que permitan ir hacia escenarios de la escuela como comunidad de aprendizaje y como corazón de la colectividad.

-Incentivar las políticas de protección familiar, para que las familias recuperen su papel educativo.

-Proponer la racionalización de los horarios laborales, para permitir una mayor compatibilidad entre la vida familiar y la laboral.

-Proponemos en este sentido, aumentar la inversión en educación al 7% del PIB durante los próximos 10 años para recuperar el atraso sistémico existente.

-Velar porque la inversión por alumno/a en el sistema educativo sea similar en todo el Estado Español, evitando desigualdades territoriales que discriminen al alumnado en función de su residencia. Es necesario acordar una cantidad mínima y suficiente por plaza escolar en todo el Estado.

-Elaborar un currículo básico y una ordenación educativa que permita que el alumnado pueda cambiar de comunidad sin que por ello cambie su currículo. Dicho de otro modo: que exista la coherencia interregional entre currículos.

-Destacar el papel de la Psicopedagogía en el sistema educativo, tanto en la formación inicial del profesorado como en la práctica educativa, especialmente en la toma de decisiones que afecten al progreso y desarrollo del alumnado.

-Mejorar el sistema de selección del profesorado, que deberá sustentarse en el dominio de las competencias didácticas y en la tutorización práctica a cargo de profesorado veterano y experto. Este plan formativo para profesorado novel deberá contemplarse en el Plan de Formación Permanente, que debe incluir a todos los profesionales del sistema, con especial implicación de los profesionales de la orientación como especialistas en Psicopedagogía dentro del sistema educativo.

-Es necesario contar con los especialistas de orientación para la formación de los futuros profesores en las titulaciones de grado y en los másteres de formación del profesorado.

-Aumentar el porcentaje económico destinado a educación en los presupuestos generales del Estado y destinarlo especialmente al aumento de los recursos humanos.

-Aprobar un Plan Estatal por la Educación Inclusiva que recoja los valores esenciales de la ciudadanía, sus territorios, lenguas y culturas, así como la diversidad funcional de sus alumnos y alumnas, apostando por un sistema inclusivo y una escuela inclusiva, que sea una organización de aprendizaje (alumnado, familias y docentes) y una escuela como espacio de construcción de una ética de la equidad. Que contemple medidas concretas para que “ningún alumno o alumna se quede atrás” y que “todo el alumnado alcance el éxito escolar y desarrolle al máximo sus potencialidades” sea cual sea el origen de su necesidad específica: desventaja social, discapacidad funcional, altas capacidades intelectuales o dificultades para el aprendizaje.

En el ámbito de la atención a la diversidad

-Disminuir la ratio de alumnado por docente en el aula, recomendando 1/15 en las etapas de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria, promoviendo el segundo docente el aula para introducir metodologías más innovadoras y enseñanza más personalizada.

-Definir un catálogo de necesidades específicas de apoyo educativo para todo el Estado para dar coherencia a los criterios con que se realiza la detección, diagnóstico e intervención en las Comunidades Autónomas.

– Basar las decisiones relativas al alumnado en este ámbito en evidencias científicas y en el rigor científico y la experiencia en orientación educativa para la detección, el diagnóstico y la intervención, de modo que siempre sea imprescindible contar con los profesionales de la orientación, siendo para ello necesario que la titulación requerida para ser orientador sea Pedagogía, Psicología o Psicopedagogía.

-Mantener los programas de Diversificación Curricular especialmente en el nivel correspondiente a 4º de Secundaria, acogiéndonos a la positiva experiencia de más de veinte años en los que estos programas han ayudado a miles de personas con grandes dificultades para alcanzar el Graduado en Educación Secundaria.

En el ámbito de la acción tutorial

-Potenciar la educación emocional en todo el sistema educativo, destacando la presencia de la misma en el espacio destinado a la tutoría lectiva.

-Garantizar un espacio horario destinado a la tutoría lectiva en todas las etapas educativas, obligatorias y no obligatorias, desde educación infantil y primaria hasta bachillerato y ciclos formativos de grado medio y superior.

-Tener en cuenta que las causas del fallecimiento de los menores son: tráfico, drogadicción y suicidios. Por consiguiente, trabajar en la prevención desde la acción tutorial, con un sistema educativo que trabaje por una formación integral, superando arcaicos planteamientos basados únicamente en el aprendizaje de contenidos instrumentales.

-Considerar las necesidades y demandas sociales actuales, relacionadas con la seguridad de los menores, desde la prevención en la escuela: accidentes de tráfico, drogadicción, delincuencia, agresividad hacia las mismas familias u otros compañeros (bullying) y tratar de evitar tragedias como las acontecidas en estos últimos años: el asesinato de un profesor, acoso escolar con resultado de suicidio etc., lo que puede prevenirse desde un buen sistema de acción tutorial y en intervención desde la orientación educativa.

En el ámbito de la orientación vocacional y profesional

-Suprimir las reválidas concebidas éstas como un examen extra que cuestiona la evaluación de los equipos educativos y supone un obstáculo más para el alumnado con más dificultades en el sistema educativo.

-Garantizar la igualdad de oportunidades del alumnado en el acceso a la Universidad, compensando factores económicos o sociales que puedan dificultar o impedir ese acceso.

-Mantener la prueba de acceso a la Universidad, pues universaliza el derecho a la educación colocando al alumnado en igualdad de oportunidades para cualquier estudio y desde cualquier opción de bachillerato o prueba de acceso.

-Hacer posible la calidad de la educación dotando de recursos, tanto humanos como materiales, que la orientación vocacional y construcción del proyecto de vida se trabaje desde la etapa infantil, en todas las etapas tanto obligatorias como no obligatorias.

-Crear equipos de orientación en todas las escuelas y centros educativos en el marco de una red territorial de equipos multiprofesionales, que permita coordinar un trabajo en red con los servicios sanitarios y sociales.

-Promover desde las administraciones educativas el contacto del sistema educativo con entidades que promuevan el empleo y hacer posible la visita a empresas y las prácticas mediante acuerdos que los centros puedan decidir en función de su autonomía.

-Hacer realidad el derecho a la orientación también de las personas adultas con la presencia de profesionales de la orientación, especialmente en procesos directamente relacionados con la orientación como “Acredita”.

-Promocionar la igualdad de oportunidades desde la orientación educativa, sin ningún tipo de prejuicio hacia las personas por su estatus social, origen, formación, procedencia, género, etnia, creencias religiosas, orientación sexual, capacidad, discapacidad o cualesquiera otras características de las personas o circunstancias.

Como conclusión, por todos estos motivos, consideramos que es imprescindible una mayor inversión en educación tratándose, sin duda, de la inversión más rentable, pues apuesta por el futuro en positivo y previene las problemáticas sociales más graves: desequilibrios, desempleo, delincuencia y exclusión social. Para ello, la ratio de profesionales de la orientación que se precisa en España es 1/250, un profesional por cada 250 alumnas y alumnos, tal como recomiendan entidades internacionales como la UNESCO.

1 comentario

  1. Añadiría respecto a la atención a la diversidad, que hubiese más personal para la atención individualizada no sólo de los alumnos con necesidades educativas especiales,sino también y sobre todo de aquellos alumnos con desfase curricular de un año, con dificultades de aprendizaje y con dificultades por entornos desfavorables (educación compensatoria), y para los que no existe una intervención terapéutica o compensadora más efectiva. Los programas de éxito educativo (Rema,Comunica,impulsa,…)no son suficientes para atender la diversidad del alumnado y conseguir en ellos la promoción y permanencia en el sistema educativo.
    El segundo tutor por aula sería un buen recurso,siempre que tuviese la formación especializada para atender a este tipo de alumnos y siempre que hubiese una carga menor de contenidos en los currículos, éstos basados más en competencias,capacidades y aprendizajes funcionales que en la acumulación de contenidos.
    En este sentido, hay que liberar al maestro de una programación tan extensa,que permita trabajar en su lugar hábitos, destrezas,habilidades para la toma de decisiones y resolución de problemas, estrategias para la enseñanza y para la socialización, procedimientos para enseñar a ser, a hacer, a ser persona y convivir). Para ello, estoy totalmente de acuerdo en introducir y programar la asignatura de tutoría como obligatoria y evaluable.
    Por último, reseñar la importancia de una sensibilización y formación pedagógica a los profesionales de la enseñanza sobre cómo enseñar, sobre qué habilidades y actitudes emocionales son necesarias en todo profesor para motivar y reforzar al alumnado hacia el aprendizaje.

    Thumb up 0 Thumb down 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

© Todos los derechos reservados - Texto legal