El pacto social y político por la educación

Imprimir

En el año 2010, el Ministro de Educación, Ángel Gabilondo,  presentó el “Pacto social y político por la educación”.  El documento se articulaba en torno a una serie de objetivos para la década 2010-2020, que deberían ir acompañados de  una serie de medidas que empujasen en la dirección señalada por los mismos. La adopción de estas medidas requería dotar al sistema educativo de la estabilidad necesaria para que su aplicación fuese efectiva. Esto implicaba el trabajo conjunto del Ministerio de Educación y de las Administraciones educativas de las Comunidades Autónomas, en el marco de la Conferencia Sectorial de Educación, así como la participación de los agentes sociales, especialmente los representantes de los distintos sectores de la comunidad educativa. Para hacerlo posible, se consideraba imprescindible alcanzar un gran “Pacto Social y Político por la Educación”.

Los objetivos recogidos en el documento son los siguientes:

2.1. El éxito educativo de todos los estudiantes.

2.2. Equidad y excelencia. La evaluación como factor para mejorar la calidad de la educación.

2.3. Flexibilidad del Sistema Educativo. Estudios postobligatorios. Educación permanente.

2.4. La Formación Profesional como instrumento clave para avanzar hacia un nuevo modelo de crecimiento económico.

2.5. Nuevas formas de enseñar y de aprender: el papel de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

2.6. Plurilingüismo. Impulso al aprendizaje de idiomas.

2.7. La educación como bien de interés público y derecho de toda la sociedad.

2.8. Modernización e internacionalización de las Universidades. Formación, investigación, transferencia del conocimiento y responsabilidad social.

2.9. Dimensión social de la Educación: Becas y Ayudas al estudio.

2.10. Convivencia y educación en valores: implicación de la familia, del profesorado y de la sociedad.

2.11. Profesorado: reconocimiento profesional y social del docente.

2.12. Educación inclusiva, diversidad e interculturalidad: derecho a la diferencia sin diferencia de derechos.

Este texto suscitó numerosos comentarios, aportaciones y alguna crítica de distintas organizaciones, y tras mucho trabajo se consiguió un acuerdo bastante extenso entre agentes sociales y comunidad educativa: sindicatos, asociaciones de padres, patronal de centros… El Partido Popular rechazó el pacto al considerar que no quedaban suficientemente garantizados la educación en castellano, un tronco común de asignaturas y un cuerpo nacional docente.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

© Todos los derechos reservados - Texto legal