Argentina: Ley Federal de Educación de 1993

Imprimir

Juan Carlos Tedesco, ex ministro de educación argentino, explica el acuerdo que se produjo en su país sobre la Ley Federal de Educación, sancionada en 1993 y que superaba la anterior Ley 1420 de 1884. Los contenidos de la nueva ley declaraban a la educación y al conocimiento como un bien público y asumía que la acción educativa era una estrategia fundamental en el proceso de construcción de una sociedad más justa. Existió un amplio consenso social acerca de estos objetivos y respaldando dicha visión de la educación.

Es importante destacar el proceso de elaboración de la ley, partiendo de la idea de que, “cuanto más diversas sean las formas de participación, mayor será el grado de legitimidad del resultado que se logre”. En el caso argentino, gran parte del proceso de participación en la elaboración de la nueva ley se efectuó a través de la consulta, tanto a la ciudadanía como a los docentes, a través de jornadas de discusión y encuestas de opinión. Estas permitieron comprobar el alto grado de consenso que existía en la sociedad sobre una serie de propuestas tales como la necesidad de declarar la obligatoriedad de la escuela secundaria, la unificación de la estructura del sistema, el fortalecimiento de los mecanismos nacionales de gobierno, el acceso universal a las nuevas tecnologías de la información, la asignación de recursos para programas de equidad y de compensación de desigualdades, la obligatoriedad de la enseñanza de un idioma extranjero y la creación del Instituto Nacional de Formación Docente, entre otras.

Acerca de otros temas, la consulta se muestra insuficiente, y es más eficaz el debate, aunque en estos casos los temas suelen tener mayor carga ideológica. Dado el carácter público de la educación, el Estado ha de asumir un papel central y asumir su responsabilidad no sólo en términos de convocar a construir los pactos educativos, sino también en representar los intereses generales y los intereses de los sectores excluidos.

En cuanto al papel de los partidos políticos, suele emerger una tensión considerable a la hora de abordar temas sociales y promover acuerdos entre partidos. En Argentina se adoptó una estrategia de consulta y debate en varias etapas, la última de las cuales fue la discusión en el Parlamento. El proceso pasó por tres momentos: al comienzo se discutió un documento con propuestas sobre los principales ejes de las políticas educativas, elaborado por el Ministerio de Educación; a continuación se discutió el texto de un borrador de proyecto de ley redactado a partir de los aportes que brindó la consulta sobre el documento. En estas dos etapas participaron los docentes, los ciudadanos, las organizaciones de distintos tipo, como sindicatos, Iglesias, asociaciones de padres, grupos empresarios, organizaciones sociales no gubernamentales, etc. El tercer y último paso fue la presentación del proyecto elaborado con todos los aportes de la discusión en el Congreso Nacional, donde fue debatido y aprobado por ambas cámaras legislativas.

BIBLIOGRAFÍA:

-Tedesco, J.C. (2007) “Ley y pacto educativo: un análisis del caso argentino”. Revista de Educación, 344, 101-115.

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

© Todos los derechos reservados - Texto legal