Aportaciones al debate

Imprimir

No dejamos de recibir aportaciones de personas que forman parte del mundo educativo, que quieren sumarse al debate sobre el pacto. Hoy queremos dar a conocer el planteamiento de un maestro y pedagogo, Pablo Martín Calvo.

Pablo, tras opinar que habría que alargar los plazos para el debate, plantea el siguiente análisis en relación con los temas que debería tratar el pacto educativo:

  1. Asegurar que la nueva reforma sea estable: ¿Un pacto puntual puede asegurarnos que la reforma perdure, o hay que hacer algún tipo de norma previa a la aprobación de la ley que obligue a necesitar más que la mayoría absoluta para conseguir cambiar una ley educativa? Y más importante: ¿cuál debe ser el proceso de toma de decisiones y de participación de la comunidad educativa en la elaboración de esta ley? ¿Es suficiente con escribir un artículo en un periódico digital para llamar a la participación de la ciudadanía?
  2. Objetivo del sistema: Sistema orientado a la consecución de resultados o sistema orientado al desarrollo integral de la persona. Dónde pongamos el foco en función de nuestros planteamientos condicionará todas las decisiones posteriores. En este sentido hace falta una reflexión profunda, ver ejemplos del exterior y decidir hacia dónde queremos ir. ¿Modelo finlandés o modelo asiático? ¿Respeto por las etapas de desarrollo o mecanización del aprendizaje? Asumiendo que deseamos la excelencia de nuestro sistema educativo ¿Qué consideramos por excelencia educativa? ¿Cuáles son los problemas fundamentales actuales que hay que atajar?
  3. Etapas involucradas en la reforma: ¿Debe incluir sólo las etapas obligatorias? ¿Debe incluir también las etapas post-obligatorias, la formación profesional, las enseñanzas artísticas, de idiomas, deportivas, la educación no formal? ¿Debemos incluir la educación infantil como una etapa obligatoria o no? ¿Y el bachillerato?
  4. Financiación de la escuela pública. ¿Deben existir los centros concertados? ¿En qué condiciones? Y más aún: ¿cómo se financiará la reforma? ¿Cuáles son los objetivos de recursos humanos y materiales para los centros públicos?
  5. La política de becas para facilitar el acceso igualitario a la educación: ¿cuándo debe empezar? ¿Becas-salario? ¿Becas-préstamo? ¿Criterios académicos para la concesión de las becas?
  6. Competencias: ¿quién debe tener las competencias educativas y en qué medida? Quizá las administraciones pueden jugar un papel de arquitectura básica y de evaluación del producto y no tener tantas competencias en los puntos intermedios. ¿Descentralización a nivel de centro o centralización a nivel de Estado? ¿O quizá un punto intermedio? En este apartado será necesario analizar la autonomía de los centros educativos y hasta dónde debemos llegar. Muy relacionado estará también el papel de la dirección del centro: ¿democratización o profesionalización? ¿Qué tareas debe asumir la dirección? ¿Debe ser una dirección burocrática o pedagógica? En este campo hay que tratar también el nivel de concreción del currículo que debe proponer la administración, y en qué momentos. ¿Al final de las distintas etapas o en cada año escolar? ¿Debe ser un currículum exhaustivo o por el contrario más abierto, dejando más autonomía a los centros? Y al hablar de la autonomía de los centros, es necesario analizar el papel del Consejo Escolar, su composición y la elección de sus miembros, así como la implicación de las familias en la vida del centro. Algunos aspectos concretos relacionados con las competencias y la autonomía de los centros (y del profesorado en algunos casos) son: a) Los deberes b) El horario escolar Relacionado con el horario laboral. ¿En quién ponemos el acento? c) Las vacaciones. d)Las lenguas cooficiales. e) Metodología. ¿Hay una única metodología que deba ser común a todos los centros? Hasta ahora, se hacía referencia a este aspecto en las reformas. ¿Debe seguir haciéndose?
  7. Escuela inclusiva o segregada: Habría que definir si queremos una escuela segregada/diferenciada, una escuela integradora o una escuela inclusiva. En este aspecto debemos valorar el papel que debe jugar la coeducación y la enseñanza individualizada. A partir de aquí podremos hablar de centros que segregan por sexo o de enseñanza en casa. Esto estará relacionado con la libertad de elección de centro y por tanto con las zonas para seleccionar el colegio. Sería necesario analizar los efectos de las zonas únicas. Uno de los aspectos que menos se tratan sobre el momento de segregar al alumnado en función de los criterios que sean es la orientación general del sistema educativo¿Deben seguir siendo predominantes las materias académicas o podemos darle mayor importancia a materias técnico-profesionales, artísticas o deportivas desde los primeros niveles educativos? El sistema actual no promueve la igualdad real de todas las personas que entran en él, ya que mandamos el mensaje de que el camino “correcto” es llegar a la universidad y sacarse un grado, un máster, un doctorado. Esto es debido a que la importancia creciente de las materias puramente cognitivas en detrimento de otras habilidades necesarias para los seres humanos. Quizá éste es un momento para debatir sobre este aspecto. Si queremos verdaderamente fomentar la Formación Profesional, es necesario decirle al alumnado desde pequeños, que la Formación Profesional es tan importante como la académica, la artística o la deportiva. Es necesario también decidir en qué momento empezamos a segregar a los alumnos: ¿al final de la etapa obligatoria o antes?
  8. Y concretamente sobre las materias: ¿educación religiosa en la escuela? ¿Dentro o fuera del horario escolar? ¿Debe el Estado financiar la libre elección de la confesión religiosa de la ciudadanía? ¿Es compatible con la aconfesionalidad de nuestro Estado, según la Constitución? ¿Qué debe enseñar la educación ética y ciudadana, si es que debe haberla?
  9. Otro aspecto relacionado con las materias es el asunto del bilingüismo. ¿Debe generalizarse? ¿Desde qué momento? ¿Sería suficiente con un cambio de metodología en la enseñanza de las lenguas extranjeras? ¿Es una herramienta más para segregar al alumnado o tiene sentido en el tiempo actual? ¿Favorece o dificulta la adquisición de los aprendizajes?
  10. Profesorado: Es necesario debatir sobre el momento de selección y la forma de promoción del profesorado (carrera docente) así como sobre la estructura de la formación inicial y la formación permanente y su obligatoriedad. El MIR educativo es una propuesta todavía poco desarrollada en general, aunque ha habido algún intento tímido de definición por parte de algunos partidos políticos. Es necesario concretarlo y acordarlo. ¿Cómo queremos que sea el profesorado de las distintas etapas? ¿Experto en su materia o experto en impartición de docencia? ¿Aspiramos quizá a un profesorado que sepa mucho de todo y además sea capaz de transmitirlo?
  11. Evaluación del alumnado: Las preguntas son las mismas que en la evaluación del sistema educativo, con el añadido de algunos aspectos clave como son la información a padres y madres de los resultados de sus hijos, información al alumnado (numérica o no) y el fenómeno de la repetición de curso
  12. Evaluación del sistema educativo: Finalidades, cuándo se debe evaluar el sistema, a quién se debe evaluar, y quién debe evaluarlo. ¿Evaluaciones externas al país, a las comunidades autónomas, a los centros?¿A quién se debe informar de los resultados de estas evaluaciones y cómo?

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

© Todos los derechos reservados - Texto legal