El Ajedrez y las Funciones Ejecutivas del Cerebro

Imprimir

El comienzo de un nuevo proyecto tiene siempre un aire de aventura. Es como comenzar una navegación con destino a un puerto lejano, del que ni siquiera se sabe si existe. Y, menos aun, si llegaremos.

En el mes de julio pasado, Leontxo García, un gran experto en ajedrez y en temas relacionados con la educación, me invitó a inaugurar un Congreso Internacional de Pedagogía y Aplicaciones Sociales del Ajedrez. Los participantes eran personas con gran preparación y entusiasmo. Les propuse hacer una investigación en común. Todo el mundo afirma que el ajedrez tiene grandes virtudes educativas, pero no tenemos pruebas irrefutables de que sea así,  del modo como esa influencia se produce, y como resolver el problema de la transferencia de las habilidades en un dominio (en este caso el ajedrez) a otros dominios.  En mi conferencia propuse una hipótesis: lo que mejora el ajedrez son las funciones ejecutivas de la inteligencia, que son funciones transversales.

Un grupo de personas altamente cualificada va a participar en esta investigación, que dirigiremos Leontxo y yo. Iremos informando de nuestra singladura.

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar.

© Todos los derechos reservados - Texto legal