Las pasiones politicas

Imprimir

Parece imprescindible saber si es posible racionalizar la pasión política sin perder su energía. Ilustrados ingleses y franceses dieron una curiosa solución. Oponían las “violentas pasiones políticas” a las “dulces pasiones del comercio” y recomendaban las segundas. Ya saben que me considero un “detective a sueldo” suyo. ¿Les interesaría que investigara este asunto?

Debe disponer de una cuenta de colaborador y entrar con su usuario y contraseña para poder participar.

© Todos los derechos reservados - Texto legal