Obra escrita

He escrito muchos libros y  me amparo en un motivo teórico para esta proliferación literaria: La inteligencia tiene una fase receptiva – la lectura, el estudio, la elaboración no consciente– que sólo tiene sentido y se manifiesta en una posterior fase expresiva.

Si he repetido muchas veces la frase de Forster «como voy a saber lo que pienso, si todavía no lo he dicho», es porque me la aplico palabra por palabra. No sé lo que pienso sobre nada hasta que no lo digo o me lo digo.

El momento expresivo es el que define el pensamiento. Como dijo Rimbaud, «Je est un autre» hasta que ese otro habla. Los filósofos medievales sabían muy bien que la inteligencia se manifestaba en el proferir. El verbum mentis es su creación primera. Todos los profesores sabemos que no sabemos una cosa hasta que se la hemos explicado a alguien. He sido sincero al repetir que cuando quiero informarme sobre algo que desconozco decido escribir un libro sobre ello. Es una manera de animarme y comprometerme conmigo mismo. Y también de seguir la máxima de mi amigo Antonio Mingote: «Los fenicios extendieron la civilización y cubrieron gastos.» Me considero un honrado fenicio.

Gratis spelen roulette online echt geld online free.

© Todos los derechos reservados - Texto legal