Por Qué Soy Cristiano

Imprimir
Por Qué Soy Cristiano
  • Editorial y ciudad Anagrama, Barcelona
  • Fecha de publicación 2005
  • Páginas 160
  • ISBN 978-84-339-6233-1

La religión atraviesa en la actualidad un momento de auge y descrédito a la vez. A pesar de que la alianza de las religiones con el poder y las interpretaciones dogmáticas a que han sido sometidas  han provocado grandes desdichas, la religión ha tenido  un efecto beneficioso en la evolución de la Humanidad, muchos de los conceptos éticos sobre los que fundamos nuestra cultura provienen de ella, y  el pensar a Dios como suprema bondad es el origen de la humanización de nuestra especie.

El libro es un breve tratado sobre  la religión en general y su genealogía,  haciendo especial hincapié en el cristianismo, base de la cultura occidental, y en la figura histórica de Cristo y el valor actual de su mensaje. Estudia también el concepto de verdad y su relación con la religión. Incluye  una biografía intelectual del autor, con el desarrollo de su proyecto creador basado en una  teoría de la inteligencia cuya culminación es la ética, mundo personal  totalmente  coherente con el mensaje de Jesús. Se apoya en una amplia bibliografía de los filósofos, teólogos y divulgadores más reputados, sin olvidar la poesía, especial fuente de conocimiento.

Cristo, Buda, Confucio, Tao o Mahoma, son grandes creadores espirituales que han propuesto formas innovadoras de vida más nobles y grandes,  y son el origen de una serie de experiencias que avanzan a través de la historia y se van engrosando con la aportación de las experiencias personales de sus fieles,  que a veces cristalizan en estructuras sociales o políticas que aumentan su poder, aunque estancan su vitalidad. Marina considera que un filósofo tiene que enfrentarse con los temas esenciales de su cultura, y en una civilización cristiana como la nuestra parece evidente que debemos saber a qué atenernos respecto al personaje al que constantemente se hace referencia: Jesús de Nazaret.

Casi todas las religiones convierten esas experiencias personales no verificables por la razón en verdades absolutas, lo que da lugar a un gran número de conflictos y contradicciones y a una dialéctica continua entre religión, ciencia y ética. Esta difícil relación puede resolverse mediante la teoría de los dos niveles de verdad: hay unas verdades absolutas verificables mediante el uso de la razón y válidas universalmente; y otras derivadas de  la experiencia personal, no verificables objetivamente- lo que no significa que sean falsas, sino que son poco cognoscibles-, y aunque pueden explicarse,  difundirse,  y se puede actuar conforme a ellas, su ámbito es privado. Esta teoría de la doble verdad ya fue esbozada por Marina en libros como Elogio y refutación del ingenio, y, sobre todo, en su Dictamen sobre Dios. El último capítulo habla de las verdades privadas del mundo de J.A. Marina, y se responde a la pregunta: ¿Por qué soy cristiano?

© Todos los derechos reservados - Texto legal