Crónicas de la Ultramodernidad

Imprimir
Crónicas de la Ultramodernidad
  • Editorial y ciudad Anagrama, Barcelona
  • Fecha de publicación 2000
  • Páginas 264
  • ISBN 978-84-339-0595-6

Todos necesitamos contestarnos a las tres grandes preguntas que formulara Kant: ¿qué debo hacer?, ¿qué puedo hacer?, ¿qué debo esperar? Esto no  resulta fácil en una época en la que se están produciendo cambios culturales profundos, y en la que nos encontramos saturados de información. Marina considera que la filosofía debe ser un servicio público actual, útil y estimulante,  cuya función principal es ayudar a encontrar las soluciones más adecuadas  a los conflictos que se nos plantean.
El libro plantea un nuevo sistema filosófico, la Ultramodernidad,  basado en una concepción de la inteligencia que intenta alumbrar un mundo científico, estético y sobre todo ético, que haga la realidad más habitable para toda la humanidad. Al hilo de las reflexiones en torno a una serie de artículos publicados en prensa e integrados en el texto total o parcialmente, nos  muestra la biografía de un sistema filosófico construyéndose a sí mismo. Se trata de una manera de pensar que quiere ser sistemática en una época de fragmentación, elaborar una ciencia humanística en un momento en el que ciencia y humanismo aparecen separadas,  en un estilo que demuestre que pueden ir unidos la poesía, la ciencia  y el sentido del humor, la claridad, el rigor y el entusiasmo. El contacto directo con los lectores a través de la prensa encauza la reflexión hacia los problemas que más preocupan a nuestra sociedad,  intentando encontrar respuestas válidas.
En nuestra sociedad se enfrentan dos sistemas de creencias: la  modernidad,  basada en el pensamiento ilustrado,  que se define por el culto a la razón y a la ciencia;  y la postmodernidad, que identifica inteligencia con creación, y que no confía en la razón, ni en las verdades absolutas.  Superando ambas, la Ultramodernidad desarrolla una nueva teoría de la inteligencia cuya función esencial no es el conocimiento sino dirigir el comportamiento para salir bien parados de la situación en la que estamos, y que incluye los sentimientos y los mecanismos de autocontrol de la conducta, la voluntad. Su característica principal es la capacidad de inventar posibilidades en la realidad. Es, por tanto, una inteligencia creadora que inventa fines, los evalúa,  elabora proyectos y los ejecuta, una inteligencia encaminada a la acción. Su meta es la felicidad y su culminación  la ética.
Esta visión Ultramoderna del mundo se construye en torno a la idea de Inteligencia Creadora que Marina defiende en el libro del mismo título, y gira en torno a la ética, tal y como la presenta en su Ética para náufragos.

© Todos los derechos reservados - Texto legal